Burgos se une en un plan de hidrógeno verde para invertir 100 millones

El nuevo consorcio que reúne a los participantes se formará en enero

De izquierda a derecha, Ramón de la Iglesia, gerente de proyectos de gases renovables de Enagás; Andrés Hernando, CEO de Hiperbaric; Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos; Santiago González, responsable de la política del hidrógeno de IDAE y Juan Pedro García, responsable de asistencia técnica de Hyundai Motor España.
De izquierda a derecha, Ramón de la Iglesia, gerente de proyectos de gases renovables de Enagás; Andrés Hernando, CEO de Hiperbaric; Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos; Santiago González, responsable de la política del hidrógeno de IDAE y Juan Pedro García, responsable de asistencia técnica de Hyundai Motor España.

Los dos proyectos que hay en Burgos alrededor de la generación, distribución consumo y tecnología del de hidrógeno verde han decidido unirse en uno solo.

“Vamos a crear un consorcio en el mes de enero de 2022 para que la economía del hidrógeno se desarrolle en la provincia”, afirma Andrés Hernando, CEO de Hiperbaric e impulsor de uno de ellos. “Esa es la idea. Aquí hay una oportunidad clara con mucho sector industrial y consumidor y nosotros vamos a ser activos en el desarrollo de proyectos de hidrógeno”, añade José Manuel Ramos, director general de Ibereólicas y promotor del otro.

La suma de ambos supone una inversión de 100 millones de euros. Parte de la misma se quiere financiar con fondos procedentes de la Unión Europea.

Hiperbaric e Ibereólicas lideran un modelo integral para la provincia

Ramos explica que ya han reservado terrenos en la localidad de Lerma para construir allí “parques eólicos y fotovoltaicos con una potencia de 82 MW y una electrolizadora que estarán funcionando para 2023”. La idea es llevar ese hidrógeno verde con camiones a las empresas consumidoras situadas en el polígono de Villalonquéjar, ubicado junto a la capital burgalesa, aunque también se puede utilizar la infraestructura de Enagás.

En este espacio se trabajará en “la adaptación de los sistemas de utilización de los combustibles actuales a los nuevos, la instalación de una hidrogenera y vehículos para el transporte”, señala Hernando.

Innovación industrial

Esta parte del proyecto destaca por la innovación industrial en el desarrollo de nuevas tecnologías por las empresas participantes.

Hiperbaric lo hace siendo la primera compañía española que fabrica compresores de hidrógeno verde de alta presión tanto para el sector industrial como para la movilidad.

Grupo Antolín, Adisseo y Aciturri son algunas de las empresas que participan en el proyecto

El Grupo Antolin está interesado en “ser consumidor de ese hidrógeno que comprime Hiperbaric, pero para transformarlo en energía y desarrollar una pila de hidrógeno” para la automoción, describe Raúl Gallego, director de innovación corporativa del departamento de materiales avanzados del grupo. La propuesta de valor va a ser elaborar “una pila de hidrógeno que sea más eficiente en kilómetros y cuya durabilidad sea un 10% mayor”, dice.

Desde Adisseo, una multinacional que elabora en Burgos aminoácidos esenciales para la alimentación animal, su director general, Gerardo Juez, detalla su interés: “Extraer el CO2 del gas que usamos y sumarlo al hidrógeno verde para hacer metano verde”.

El objetivo de Aciturri pasa por el desarrollo de tanques de almacenamiento de hidrógeno verde.

Apoyo integral

Estos planes suman el soporte integral de las instituciones de Burgos, entre las que están la Fundación Caja de Burgos, la Universidad de Burgos (UBU), el Ayuntamiento de Burgos y los empresarios de la provincia a través de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE).

El ayuntamiento, la universidad, los empresarios y la Fundación Caja de Burgos también apoyan el plan

El alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, lo concreta en el uso del hidrógeno verde en la movilidad por parte “de la flota de autobuses de la ciudad” y de la “instalación en el polígono de una hidrogenera”, así como en “los coches oficiales y en la energía usada en los diferentes edificios municipales”.

En la FAE lo hacen desde varias áreas de trabajo relacionadas con hidrógeno verde. Concretamente, están “la implantación de empresas que fabriquen electrolizadoras; el estudio del potencial empresarial para transformar las calderas que usan combustibles tradicionales en otras que usen hidrógeno o reducir la contaminación con coches que se muevan con este gas en la futura zona de bajas emisiones”, precisa Gustavo Sánchez, responsable de la oficina técnica de la FAE.

Mallorca hará en Navidad el primer hidrógeno limpio

Compresor de hidrógeno fabricado por la empresa Hiperbaric en Burgos.
Compresor de hidrógeno fabricado por la empresa Hiperbaric en Burgos.

El primer compresor de hidrógeno fabricado en España por Hiperbaric va a ser sometido a un periodo de pruebas que durará unas dos semanas en las instalaciones de Burgos. Posteriormente está previsto que salga a mediados de mes con destino Mallorca, donde Enagás y Acciona Energía desarrollan la primera planta de hidrógeno renovable de España en colaboración con Cemex, Redexis y el IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía), dentro de un proyecto para Baleares que acaba de recibir el Premio CincoDías a la Innovación en la categoría de más innovador en el campo tecnológico.

Allí se unirá a la electrolizadora que llegará el 13 de diciembre. La suma de ambas “permitirá la producción de las primeras moléculas de hidrógeno verde antes de Navidad”, afirma Ramón de la Iglesia, gerente de proyectos de gases renovables de Enagás.

La energía producida podrá inyectarse directamente a las tuberías de gas. El complejo contará con una potencia inicial de “2,5 MW, pero podrá alcanzar los 7 MW”, explica De la Iglesia.

El hidrógeno verde que se genere en la planta de la localidad de Lloseta tiene ya determinados una serie de usos en la isla. Entre ellos destaca el abastecimiento energético de todos los hoteles que el grupo Iberostar tiene en Mallorca, reduciendo entre un 2% y un 5% el consumo de gas natural en estos establecimientos.

Igualmente, se usará como combustible para la flota de autobuses municipales de Palma y generación de calor y energía en edificios e instalaciones industriales. Para esto último, está pensada la construcción de una infraestructura específica para transportar el hidrógeno.

El proyecto Green Hysland forma parte de la estrategia de la Unión Europea para crear ecosistemas de hidrogeno verde y servirá de modelo para su implantación futura en otras islas de la UE.

Supone una inversión de 50 millones y cuenta con una subvención de 10 millones por parte de la UE. Generará 300 toneladas de hidrógeno renovable al año, producido a partir de energía solar, y reducirá las emisiones de CO2 de la isla en hasta 20.700 toneladas anuales.

Normas
Entra en El País para participar