El extranjero que vive en otro país compra la mitad de casas que el residente, pero gasta un 60% más

El primer semestre se salda con 31.000 operaciones con fin domiciliario

Los no residentes se gastaron casi 2.500 euros por metro cuadrado

Durante la primera mitad del año 2021, ya superado el primer gran envite de la pandemia de Covid-19, España logró recuperar el volumen tradicional de compraventa de vivienda por parte de extranjeros. En total, entre enero y junio se cerraron 47.683 operaciones de compradores foráneos, un 47% más que en el mismo periodo de 2020 y una cantidad que, a veces por encima, a veces por abajo, se asemeja a las registradas en la época previa al coronavirus. Los datos, recopilados por el Consejo General del Notariado (CGN), también permiten ver las diferencias entre unos y otros clientes, tanto en función de las nacionalidades como de los motivos que hay tras la compra. Una de las conclusiones resultantes es que los extranjeros no residentes, que tradicionalmente firman la mitad de operaciones que los sí residentes, se dejan en su vivienda de media un 60% más de dinero.

Los foráneos que compraron casas para fijar su residencia habitual en España firmaron algo más de 31.500 operaciones en el primer semestre del año. La mayoría de las compras estuvieron protagonizadas por clientes marroquíes, con 5.084 transacciones, y rumanos, con otras 3.656 firmas. Los primeros se gastaron en sus inmuebles unos 621 euros por metro cuadrado, cifra que ascendió a los 946 euros en el caso de los segundos y, de media, a los 1.498 euros por metro cuadrado para el conjunto de todos los extranjeros residentes.

Al otro lado, los foráneos vacacionales registraron poco más de 16.000 operaciones, con los alemanes (un total de 2.702 ventas) y los británicos (2.249 firmas) en primer y segundo lugar. El número de operaciones de estos dos tipos de clientes se queda muy lejos del anotado por los marroquíes y rumanos, pero el precio por metro cuadrado desembolsado multiplica por más de cuatro al de estos dos colectivos de residentes. Los clientes de Alemania, así, invirtieron casi 3.000 euros por cada metro cuadrado de su vivienda, mientras que los provenientes de Reino Unido se gastaron algo más de 2.000 euros.

Analizando los dos grupos en su conjunto, los no residentes se dejaron una media de 2.452 euros por metro cuadrado, un 61% más que los 1.498 euros de los residentes.

A esta brecha de cifras, recuerdan fuentes notariales, habría que sumarle el hecho de que, “generalmente”, las viviendas de los extranjeros no residentes “son mucho más grandes” que las de los resientes, por lo que “la diferencia de dinero real es mucho mayor”.

Con todo, las desemejanzas entre unos y otros compradores también están muy vinculadas al país de origen. Invirtiendo las cuatro nacionalidades analizadas hasta el momento, los alemanes y británicos residentes firmaron 1.500 y 2.300 operaciones, dejándose algo más de 2.000 y 1.500 euros por metro cuadrado, respectivamente. Al otro lado, los marroquíes y rumanos no residentes solo protagonizaron 75 y 114 compraventas, invirtiendo 1.900 y 1.600 euros por metro cuadrado.

En paralelo, los que más dinero se gastaron en el lado de los residentes durante la primera mitad del año fueron los suecos, con 257 operaciones y 2.316 euros de media. Al otro lado, en el grupo de los vacacionales, cuatro ecuatorianos firmaron transacciones por 3.208 euros por metro cuadrado.

En términos generales, los foráneos residentes realizaron el 66,1% de las compraventas asociadas a los extranjeros, aumentando la cifra en un 55,5% interanual. El restante 33,9% de las operaciones fueron de no residentes, elevándose un 32,9%.

Por regiones

Los datos recopilados por el CGN también ofrecen una desagregación por zona geográfica en función de si los compradores son extranjeros residentes o no residentes.

En el apartado de los vacacionales, por ejemplo, los clientes franceses fueron los que más compraron durante el primer semestre de 2021 en Galicia, País Vasco, Navarra, Cataluña, las dos Castillas, La Rioja, Aragón y Extremadura. Sin embargo, los alemanes se pusieron a la cabeza en los dos archipiélagos y los británicos lo hicieron en Andalucía y Murcia. Solo estas cuatro regiones, con unos de los ritmos de compraventas más punteros del país, han permitido a estas dos nacionalidades situarse a la cabeza de las operaciones en el grupo de los no residentes.

Si se analiza el apartado de los residentes, todas las comunidades autónomas, salvo tres, están copadas en el primer puesto por marroquíes o rumanos. En varias de ellas, como las dos Castillas, Aragón, País Vasco, Navarra o Extremadura, de hecho, estas dos nacionalidades ocupan los dos primeros puestos. Únicamente en Galicia (portugueses), Baleares (alemanes) y Canarias (italianos) las primeras posiciones las ocupan otras nacionalidades diferentes.

Los alemanes destronan a los británicos

La compra de viviendas por parte de extranjeros entre julio y septiembre de 2021 subió un 10,8% trimestral, con un total de 16.100 operaciones registradas. Al cambio de rumbo tras las malas cifras derivadas de la pandemia le acompaña además un cambio de tendencia, ya que los británicos, por primera vez desde que hay registros, dejaron de ser los extranjeros que más operaciones protagonizan, cediendo el primer puesto a los alemanes. Detrás de este giro se encontrarían las consecuencias de la pandemia, pero también los efectos del Brexit. Según los datos de los Notarios, los compradores de la primera economía europea firmaron el 10,4% de las operaciones cerradas por los extranjeros, cinco décimas más que los clientes británicos, que siempre han encabezado la lista. La compra de vivienda en España también resulta atractiva para los franceses (7,8%), marroquíes (6,5%), belgas (5,6%) y rumanos (5,3%).

A la hora de adquirir sus residencias, el 34,3% de los foráneos eligió Baleares, seguida del 23,6% que se decantó por Canarias. En la península, Comunidad Valenciana es el principal destino de estas operaciones (19,7%), seguida de Murcia (17,4%), Andalucía (11,4%) y Cataluña (11%).

Normas
Entra en El País para participar