Las gestoras españolas se quedan rezagadas en la adopción de fondos sostenibles

Escandinavia, Francia y Países Bajos lideran esta materia

Fondos ESG Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La marea verde está llegando a la industria de gestión de activos de Europa. En lo que va de año, casi dos de cada tres euros de dinero nuevo en fondos de inversión han ido a parar a productos sostenibles. Sin embargo, esa tendencia está llegando España con mucha lentitud

La consultora PwC ha elaborado un detallado informe sobre el grado de penetración por cada país de los vehículos de inversión que tienen un componente medioambiental, social y de buen gobierno corporativo (una temática conocida por sus siglas en inglés, ESG). De acuerdo con la normativa europea, los fondos que tienen en cuenta estos aspectos ESG de una forma genérica se denominan fondos de artículo 8. Y los que tienen un objetivo específico de esta materia, los pata negra, son fondos de artículo 9.

Al cierre del primer semestre había registrados en la Unión Europea fondos ESG por un volumen agregado de activos de 3,08 billones de euros, lo que representa el 32% del total. Desde la firma calculan que en 2025 se podrían alcanzar los 7,6 billones de euros.

¿Y quiénes son las gestoras de fondos que más dinero tienen en fondos sostenibles? Destaca la francesa Amundi, la mayor de la eurozona, que a junio tenía 269.000 millones de euros registrados bajo artículo 8 y 9. Una cifra algo inferior (242.000 millones) tenía BlackRock, el gigante estadounidense. Por encima de los 100.000 millones de euros en fondos sostenibles aparecen nombres como BNP Paribas (Francia), Swedbank (Suecia), Nordea (Escandinavia) o Allianz Global Investors (Alemania), o la firma de Estados Unidos JP Morgan.

La escasa demanda por parte del público

Difícil saber si fue primero el huevo o la gallina. Las gestoras españolas han tenido hasta este año muy poca cultura de fondos con perfil sostenible. Según muchas de ellas, se debía a que el público no tenía interés en este tipo de inversiones. Sin embargo, con la normativa europea cada vez más firmas han lanzado productos específicos. Los datos de Inverco revelan que el 35% de las firmas ya nota una mayor demanda.

Ampliando la lista a las 20 mayores se encuentran gestoras de Países Bajos (Robeco y NN Investment Partners), de Suiza (Pictet y UBS), Escandinavia (SEB Group), Italia (Eurizon, la gestora de Intesa Sanpaolo), Francia (Crédit Mutuel), Alemania (DWS)... pero ninguna española.

De acuerdo con el estudio de PwC, la primera gestora española que aparecería en el ranking es la de Kutxabank, con 14.350 millones de euros en fondos sostenibles. La gran gestora española, CaixaBank AM, tenía a junio solo 5.320 millones en fondos de artículo 8 y 9, y BBVA AM, 2.217 millones.

Desde las gestoras explican que ha sido lento el proceso de registro y conversión de los nuevos fondos, para poder enmarcarlos dentro de las nuevas categorías europeas (artículo 8 y 9). En CaixaBank, por ejemplo, confiaban en cerrar el ejercicio con el 40% sus fondos con consideración ESG, lo que podría suponer más de 20.000 millones de euros. En septiembre ya tenían 11.076 millones. Sin embargo, la integración de Bankia ha retrasado el proceso. Además, aun así no llegaría a entrar ni entre las 20 mayores gestoras europeas por fondos sostenibles.

Luc Olivier, gestor de fondos sostenibles en la boutique La Financière de l’Échiquier, explica que Francia lleva años preparándose para ser un referente en finanzas sostenibles. “Primero fue con una ley que obligaba a las empresas a detallar su huella de carbono, luego vino la cumbre del clima de París, y poco a poco se ha creado un entorno muy proclive para la inversión sostenible”. En Alemania y los países nórdicos, los fondos de pensiones también han ido por delante de la regulación europea, exigiendo a los gestores que tuvieran en cuentan criterios extrafinancieros a la hora de gestionar su dinero.

Así, mientras algunas gestoras internacionales ya tienen cuotas de más del 70% de sus fondos con perfil sostenible, en España hasta septiembre el porcentaje medio estaba entre el 5% y el 10% del total de activos gestionados. De las grandes tan solo destaca Kutxabank, con el 75% del total.

Normas
Entra en El País para participar