Cómo pueden las pymes financiar la económica circular

Las empresas deberán solicitar la ecoetiqueta de la UE

financiación economía circular

Cómo pueden las pequeñas y medianas empresas (pymes) financiar la economía circular. Eso es algo que decenas de empresas se preguntan y para lo que ahora tienen respuesta en la Guía para Pymes. Transición hacia la economía circular, que ha editado la UNED y la Fundación ICO.

Una de las claves consiste en solicitar la ecoetiqueta de la UE. Para hacerlo, lo primero que se tendrá que hacer es contactar con el organismo competente. En España, corresponde al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, aunque también existen organismos autonómicos que pueden solicitarlo.

A continuación, se deberá registrar el producto o servicio en el Catálogo Online de Ecoetiquetas de la UE. Este proceso aparece detallado en el Manual de Usuario que la UE pone a disposición de los solicitantes.

Después se realizan pruebas de los productos o servicios para redactar el dosier de la solicitud. Y, por último, se envía la solicitud y se pagan las tasas. Las tasas varían entre los 200 y 300 euros para las microempresas y entre los 200 y 2000 euros para el resto de empresas. Las tasas se establecen generalmente por país, y en España, en concreto, se fijan por nivel autonómico.

Evaluación de la solicitud

Antes de que pasen seis meses desde la formalización de la solicitud, el Organismo competente realiza una evaluación de la misma. De manera puntual, podría requerir alguna inspección, los costes de estas deberán asumirlos los solicitantes.

Si la evaluación es positiva, se aprueba la solicitud y se concede el distintivo. En estos casos, el organismo competente prepara un contrato específico para la empresa en el que figurará de qué manera puede la empresa emplear la ecoetiqueta de la UE. Asimismo, el organismo puede generar un certificado acreditativo del distintivo con los datos más relevantes para su uso por parte de la empresa.

La mayoría de las empresas suelen recurrir a fondos propios para financiar este tipo de iniciativas, aunque también es habitual que acudan a familiares y amigos para financiar sus proyectos. Cabe destacar que se suele recurrir a entidades públicas o a fundaciones cuando el proyecto ofrece escasa seguridad.

Normas
Entra en El País para participar