Crónica bursátil

El Ibex afloja el rebote y sube un 0,6%

El selectivo español continúa por debajo de los 8.500 puntos

El Ibex afloja el rebote y sube un 0,6% pulsa en la foto

Jornada de rebote en las Bolsas tras el fuerte castigo experimentado el pasado viernes ante la incertidumbre experimentada por la variante ómicron del Covid-19 que borró de un plumazo 1,8 billones de dólares de capitalización del MSCI World en una única jornada en su mayor caída desde enero de 2020.

A pesar de los interrogantes que vuelven a abrirse y que ponen en jaque la recuperación de la economía mundial y la normalización de las políticas de los bancos centrales, las Bolsas europeas rebotaron. El Ibex 35 no escapó a esta corriente. El selectivo español, que en niveles intradía llegó a sumar un 1,9%, concluyó con un alza del 0,62% y se queda a los 45 puntos de la zona de soporte de los 8.500 puntos. Los ascensos de la Bolsa estuvieron liderados por ACS (2,47%), Fluidra (2,43%) y Amadeus (2,36%). En el lado opuesto se situaron Grifols (-2,53%) y BBVA (-0,9%). Firmas turísticas como Meliá e IAG, que a lo largo de la jornada lograron cambiar las pérdidas por ganancias, perdieron fuerza y finalizaron con caídas del 1,92% o en tablas. Las restricciones a la movilidad y el cierre de fronteras que imperan en el Viejo Continente frustraron el intento de rebote de la hotelera y la aerolínea.

A la espera de ver cómo evoluciona la nueva ola y mientras los expertos estudian la efectividad de las vacunas ante la nueva variante, son muchos los inversores que aprovechan los recientes descuentos para entrar en Bolsa a precios más atractivos. Con esta idea sobrevolando sobre la mente de los inversores, el Cac francés avanzó un 0,54%; el FTSE británico, un 0,94% y el Mib italiano, un 0,73%. El Dax alemán no escapó a las compras, pero sus subidas se limitaron al 0,16% en una sesión en la que se conoció que la inflación subió al 5,2%, profundizando los máximos de 1992.

Los ascensos tuvieron su réplica en al otro lado del Atlántico. Recuperados del parón por Acción de Gracias y el semifestivo del viernes, los inversores regresan con fuerzas renovadas. Después de que el viernes el Dow Jones se anotara la mayor caída en 13 meses, al cierre de los mercados europeos avanza un 0,55%, mientras el Nasdaq y el S&P 500 suben un 1,67% y un 1,1%. Los expertos de Goldman Sachs creen que las caídas registradas la semana pasada se vieron aceleradas por el cierre de posiciones cortas por parte de los hedge funds.

IBEX 35 7.370,20 0,96%
EUR x USD 0,9814 0,000%
EUROSTOXX 50 3.320,34 1,26%

Valores de crecimiento

En un contexto en el que existen más dudas que certezas los valores de crecimiento como las tecnológicas vuelven a representar una opción interesante. Eso es la idea que defiende Mathieu Racheter, jefe de estrategia de Julius Baer, que considera que la corrección que vivió la renta variable al calor de la nueva variante puede ser una oportunidad para aumentar la exposición a valores de calidad. Aquí el sector salud y el de las tecnologías de la información ocupan un papel destacado. Junto a ellos, el financiero puede ser una alternativa interesante para sacar partido del repunte de la inflación y el alza de las rentabilidades en el mercado de deuda, ahora que los bancos centrales han comenzado a endurecer las políticas monetarias.

Aunque las compras ganaron la partida, la volatilidad continúa siendo muy elevada. El índice Vix marcó el viernes su nivel más alto desde el pasado mes de marzo al repuntar a los 28,65 puntos y se moderó a los 24,64 puntos, una cota que continúa siendo elevada en comparación a la media de 19,5 puntos del año.

Más indecisión imperó en el mercado de deuda. Después de que el viernes los inversores aceleraran el trasvase de flujos de la renta variable a la renta fija para blindarse de las caídas en Bolsa, el mercado de deuda registró un comportamiento plano. Los mensajes contradictorios sobre la evolución de la economía no ayudaron a despejar las dudas. Aunque la inflación continúa su escalada, el temor a que la pandemia paralice la recuperación ha llevado a los inversores a posponer unos meses el endurecimiento de la política monetaria. Ante esta contradicción los inversores no tienen claro si elevar su exposición a los bonos en busca de protección o acelerar la venta para blindarse del alza de los rendimientos. En este escenario, la rentabilidad de la deuda española a 10 años se mantuvo estable en el 0,42% mientras la alemana al mismo plazo repuntó al -0,317% y la estadounidense subió al 1,52%.

Las dudas sobre el crecimiento y la pausa que podrían tomarse los bancos centrales en el proceso de normalización se reflejaron también en el mercado de divisas. El euro cayó un 0,4%, hasta los 1,12 dólares, mínimos de julio de 2020.

En una jornada de rebotes generalizados, el petróleo Brent recuperó un 3,2% hasta situarse de nuevo en los 75 dólares. La fuerte caída del viernes (-11,55%) ha impulsado a los países productores integrados en la OPEP +, con Rusia, a debatir esta semana cuál será su producción conjunta para el próximo mes de enero. Los miembros del cártel han mantenido hasta ahora la hoja de ruta pactada en julio, que preveía aumentos mensuales de 400.000 millones de barriles al mes, a pesar de la petición de los mayores países productores de combustible de acelerar el incremento.

Las turísticas, una oportunidad para entrar tras las caídas

Los inversores intentan recuperar la calma perdida el viernes. A la espera de conocer cómo impacta la variante ómicron en la efectividad de las vacunas, hoy se impuso la moderación. Muchos inversores optaron por aprovechar los descuentos para entrar en Bolsa a precios más atractivos. Aunque la tendencia fue generalizada, las cotizadas turísticas fueron de las que mejor recogieron el renovado apetito por el riesgo. Después de caer un 8,79% en la recta final de la semana, este lunes el sector de ocio y turismo en Europa recuperó un 1,78%, ganancias que en niveles intradía alcanzaron el 3,9%. Esta recuperación sigue siendo insuficiente para retomar las ganancias en el año y se convierte en la excepción del Viejo Continente con una caída del 4,95%.

A pesar de las dudas que existen, el departamento de análisis de Citi considera que los inversores ya han puesto en precio el impacto de la nueva de ola. Una idea en la que también coinciden los expertos de Morgan Stanley que señalan que, tras las ventas del viernes, aerolíneas como Ryanair y Lufthansa cotizan a precios atractivos. El banco estadounidense recomienda comprar acciones de ambas compañías, que recibieron la mejora de las valoraciones con subidas del 1,85% y 1,57%.

Los ascensos tuvieron su réplica en el mercado español, aunque con excepciones. Con un alza del 2,36% Amadeus. El proveedor de servicios tecnológicos contó con el favor del departamento de análisis de UBS que mejoró su recomendación a comprar y fijó como precio objetivo los 70 euros. Es decir, le otorgan un potencial del 20,7%, superior al 7,5% que establece el consenso de Bloomberg. La mejora de la valoración se produce después del acuerdo logrado con Marriot para implementar el sistema central de reservas de Amadeus. Junto a esta compañía Aena avanzó un 0,7% mientras Meliá (-1,92%) e IAG (-0,03%) no lograron desprenderse del signo negativo.

Fuera del Ibex, la agencia de viajes online eDreams (0,86%) y la cadena de hoteles NH (0,68%) corrieron mejor suerte y se sumaron a las ganancias.

Normas
Entra en El País para participar