Covid-19

Europa blinda las fronteras y restringe la actividad social por el temor a la variante ómicron

España impone cuarentena a los viajeros procedentes del sur de África y Japón solo deja regresar a sus ciudadanos y residentes extranjeros

Varios pasajeros esperan en el Aeropuerto Internacional de Johannesburg.
Varios pasajeros esperan en el Aeropuerto Internacional de Johannesburg. REUTERS

El temor a la nueva cepa ómicron del Covid-19, de la que ya se están detectando casos en Europa, ha propiciado el cierre de fronteras a los vuelos procedentes de países del sur de África y ha obligado a restringir la actividad social en varios países europeos para evitar la expansión de los contagios. El riesgo que plantea globalmente la nueva variante ómicron del coronavirus es "muy alto", advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe. En total, más de 30 países de todo el mundo han anunciado medidas para limitar drásticamente la llegada de turistas internacionales a su territorio.

En España, el Gobierno ha restringido la llegada de pasajeros en vuelos procedentes de varios países del sur de África por la aparición de la nueva variante B.1.1.529 de SARS-CoV-2. Concretamente, ha impuesto una cuarentena de diez días a los viajeros que vengan desde Botswana, Eswatini, Lesotho, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe. La norma entró en vigor desde las 00:00 horas de este lunes 29 de noviembre y se prolongará durante los próximos 14 días naturales, con opción a prórroga si se mantienen las circunstancias que la han motivado, según recoge este lunes el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Quedan exceptuados los pasajeros en tránsito que sean residentes, o sean titulares de visados de larga duración de países UE y Estados asociados Schengen, Andorra, Mónaco, El Vaticano o San Marino, que se dirijan a ese país. También quedan exceptuado el personal aeronáutico necesario para llevar a cabo las actividades de transporte aéreo.

Esta medida se toma en un momento en el que la incidencia de Covid continúa en aumento, con casi 10.000 nuevos casos diarios.

Por su parte, la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha asegurado este lunes que "hoy por hoy" no hay ningún caso de la variante ómicron de coronavirus en España, y ha apostado por la aplicación de la tercera dosis de la vacuna y mantener el uso de la mascarilla como medidas para seguir combatiendo al virus.

Sin embargo, en otros países europeos ya se están detectando los primeros casos. Países Bajos confirmó este domingo al menos 13 casos de la nueva variante ómicron, mientras que en Portugal se han confirmado hoy la detección de tres casos de esta nueva cepa. Se trata de trece jugadores de fútbol del equipo del Belenenses, que milita en la Primera División lusa, confirmaron hoy a EFE fuentes del INSA. Como medida sanitaria, todos los jugadores se encuentra aislados en cuarentena y también todas las personas que hubieran tenido contacto con ellos. También, Suiza ha detecado un posible caso de ómicron e impone cuarentenas a 19 países. Escocia informó hoy de seis casos de ómicron.

Fuera de Europa, en Japón, el gobierno ha decidió este lunes volver a cerrar sus fronteras salvo para el retorno de sus ciudadanos y residentes extranjeros, una medida "urgente" tomada en respuesta a la nueva cepa ómicron, de la que por ahora no se han detectado contagios en el país.

El primer país en cerrar sus fronteras la semana pasada fue Israel. También lo ha anunciado, entre otros, la Unión Europea, Marruecos, Arabia Saudí, Omán, Tailandia, Filipinas, Sri Lanka y Japón.

Normas
Entra en El País para participar