La OMT predice que el turismo mundial encadenará otro año perdido por el virus

Cerrará 2021 con 375 millones de viajes, un 75% menos que en 2019. Europa y América sufrirán menos que Asia, África y Oriente Medio

Zona de recogida de maletas vacía en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.
Zona de recogida de maletas vacía en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

La ola de contagios en Europa y la aparición de la variante ómicron han enterrado definitivamente las perspectivas de recuperación del turismo para este año. La Organización Mundial de Turismo (OMT) actualizó el domingo por la tarde el barómetro mensual que realiza y sus previsiones de cierre de año con un sesgo claramente pesimista, ya que auguró que la llegada de turistas internacionales en 2021 podría situarse en 375 millones, un 75% menos de los viajes registrados en 2019, antes de que estallara la crisis del coronavirus, y un nivel muy similar al de 2020. De este modo, el turismo mundial encadenaría su segundo año perdido.

“El aumento de contagios y posibles mutaciones del coronavirus son motivos para no bajar la guardia y continuar nuestros esfuerzos para asegurar un acceso equitativo a la vacunación en todo el mundo, así como tener procedimientos de viaje coordinados, y hacer uso de certificados de vacunación digitales para facilitar la movilidad. La reanudación segura del turismo internacional seguirá dependiendo en gran medida de una respuesta coordinada entre los países en cuanto a restricciones de viaje, protocolos armonizados de seguridad e higiene y comunicación eficaz para ayudar a restaurar la confianza de los consumidores. Esto es particularmente crítico en un momento en que los casos están aumentando en algunas regiones y están surgiendo nuevas variantes de Covid-19 en diferentes partes del mundo”, recalcó Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT.

Los ingresos ligados a la actividad turística crecerán más que las llegadas, pero también se verán afectados por el deterioro del último trimestre de 2021. Las previsiones de la OMT avanzan que podrían llegar a 707.000 millones de euros, por encima de los registros de 2020, pero menos de la mitad de los 1,5 billones de euros de 2019. El citado organismo incide en una recuperación desigual por áreas geográficas y en la necesidad de corregir esas brechas. “Estas se deben a las diferencias en las restricciones de movilidad, las tasas de vacunación y la confianza del viajero. Mientras que Europa y América registraron mejoras relativas en el tercer trimestre de 2021, las llegadas a Asia-Pacífico cayeron un 95% respecto a los niveles precisis, ya que muchos destinos permanecían cerrados a viajes no esenciales, mientras que los desplazamientos a África y Oriente Medio se anotaron retrocesos del 74% y del 81%”, señala el informe de la OMT.

Entre los grandes destinos que mejor sortearon la crisis del coronavirus en el tercer trimestre se situaron Croacia, que alcanzó un 81% de los niveles del año 2019; México, que llegó a un 80%, y Turquía, con un 65%. Unas cifras muy por encima de lo alcanzado por España. Entre julio y septiembre de 2021 llegaron a los principales destinos turísticos españoles 14,21 millones de viajeros, menos de la mitad de los 28,83 millones registrados en el mismo período de 2019. Las restricciones a la movilidad, especialmente las fijadas en Reino Unido, y la tendencia a hacer turismo de proximidad, sobre todo en Alemania, provocaron una brusca caída de los dos mayores mercados emisores y que Francia ascendiera al primer puesto, beneficiada porque los viajes a Cataluña, su principal autonomía de destino, podían hacerse por carretera, esquivando los duros controles en los aeropuertos.

El gasto medio por viaje se dispara un 50%

Los dos años de crisis sanitaria han recortado drásticamente la llegada de turistas, pero han provocado una subida del gasto medio por viaje. El ánalisis de la Organización Mundial del Turismo justifica ese incremento del presupuesto por el gran volumen de ahorro familiar en todo el mundo desde marzo de 2020 y por la gran demanda embalsada en ese período.

De hecho, las previsiones que maneja auguran que el gasto medio por viajero crecerá un 50% respecto a los niveles precisis, pasando de 883 euros en 2019 a 1.150 en 2020 y a 1.325 al cierre de 2021. La OMT argumenta que el mayor gasto es también fruto de estancias más largas y consecuencia del alza de los precios del transporte y el alojamiento.

Normas
Entra en El País para participar