El turismo mundial cerrará el peor año de su historia con 1.000 millones de viajeros menos

La Organización Mundial del Turismo augura un desplome del gasto de 900.000 millones

Un pasajero recogiendo su maleta en el aeropuerto de Madrid vacío
Un pasajero recogiendo su maleta en el aeropuerto de Madrid vacío

El turismo mundial solo había caído tres veces en la serie histórica que maneja la Organización Mundial de Turismo (OMT) y que arranca en 1950. El primer descenso se produjo en la crisis mundial en 1982, la segunda fue en 2001 (tras los atentados del 11-S) y la tercera fue en 2008 tras la Gran Depresión de 2008. Ninguno de ellos fue llamativo y fue compensado rapidamente con la subida del ejercicio siguiente. La crisis mundial desatada por el coronavirus ha hecho saltar por los aires el rally alcista de esa estadística, que alcanzó un récord en 2019, al superar los 1.400 millones de viajeros en 2019 y que solo un año despues va a marcar el resgistro más negativo de su historia, con solo 400 millones de turistas y una pérdida de 1.000 millones de viajeros, regresando a los niveles de 1990.

Un desplome sin precedentes que no se recuperará al año siguiente como sucedió en las tres anteriores caídas. La OMT calcula que la recuperación arrancará en la temporada alta de 2021, pero siempre de forma muy paulatina, con los que se demorará entre dos años y medio y cuatro años para volver a las cifras de 1.400 millones de turistas. "Pese a que las noticias sobre la vacuna aumentan la confianza de los viajeros, aún queda un largo camino hacia la recuperación, por lo que se deben redoblar los esfuerzos para abrir fronteras de manera segura y apoyar a los empleos y a las empresas del turismo", recalcó el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili. El impacto en el gasto también será evidente, al pasar de 1,1 billones de euros a 200.000 millones, lo que representa un ajuste de 900.000 millones y regresar a niveles de 1995.

Y España es uno de los destinos más afectados, al ser el segundo más visitado en 2019 (83,7 millones de viajeros) y el segundo que más ingresos obtuvo (92.337 millones). Los últimos datos disponibles hasta octubre muestran que España perdió 57 millones de viajerosen los diez primeros meses de 2020 y 63.000 millones de euros en ingresos. Un ajuste brutal que será mayor a final de año y que ha provocado que más de un millón de trabajadores ligados al turismo (hoteles, agencias de viajes, bares, restaurantes o comercio) hayan estado inmersos en un ERTE desde marzo ante la parálisis generalizada del turismo.

Normas
Entra en El País para participar