Deudas y alquileres, litigios a los que se sumará la luz

Han aumentado los conflictos por los retrasos en la entrega de suministros

Una vez superada la crisis, se aguardan más acuerdos sobre el arrendamiento

Litigación y arbitraje Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Las relaciones contractuales, los procesos de reestructuración de deuda y los arrendamientos han sido los litigios por excelencia en 2020 debido a la pandemia. Lo están siendo también en 2021.
El año pasado los conflictos más frecuentes fueron “los contratos suscritos en época anterior a la pandemia y que, como consecuencia del estado de alarma y demás vicisitudes, obligaron a iniciar procesos de negociación y, cuando ello no fue posible, a representar a nuestros clientes en procedimientos judiciales en los que en la mayoría de los casos existían medidas cautelares previas”, destacan en Ramón y Cajal Abogados.

También señalan en este despacho a los procesos de reestructuración de deuda de las empresas afectadas por la crisis sanitaria como otro de los asuntos claves en el área de litigación y arbitraje. Todo ello llevado a cabo con una digitalización creciente “que ya estaba presente antes pero que el Covid aceleró”.

Consulte aquí el pdf completo

En 2021, “el número de asuntos encomendados a nuestra área se ha incrementado notablemente”, apuntan. En este bufete exponen que las cuestiones más comunes a las que deben hacer frente son “aquellas que están conectadas con los desequilibrios provocados por la pandemia, las relacionadas con los problemas que están suscitando los retrasos en la entrega de suministros y las que tienen que ver aquí con el sector eléctrico”.

De hecho, en Ramón y Cajal afirman que “el incremento del precio de la luz está llevando a un aumento de los asuntos litigiosos” y que la información que reciben de clientes de distintos sectores (financiero, energía o construcción) y otros indicadores “nos hacen pensar que el número de asuntos litigiosos será aún mayor en un futuro cercano”.

Los pleitos relativos a los contratos de arrendamiento para solicitar la modificación a la baja de las rentas de locales comerciales y hoteles han sido, igualmente, otro motivo de litigación en 2020 y 2021, según la firma SLJ Abogados.

Además, ha crecido el trabajo en esta área en todo lo concerniente a los procedimientos concursales por los efectos adversos de la pandemia. No obstante, SLJ vaticina que, si se supera la crisis, cada vez habrá más acuerdos en los litigios sobre los contratos de arrendamiento.

Normas
Entra en El País para participar