El sector reclama acicates fiscales para impulsar los planes colectivos de empresa

Unespa pide un marco jurídico estable para mejorar el ahorro para la jubilación

Luis Miguel Carrasco, director del Grupo Financiero Ibercaja; Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco; Mirenchu del Valle, secretaria general de Unespa; y Francisca Gómez-Jover, subdirectora general de Organización, Estudios y Previsión Social Complementaria de la DGSFP.
Luis Miguel Carrasco, director del Grupo Financiero Ibercaja; Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco; Mirenchu del Valle, secretaria general de Unespa; y Francisca Gómez-Jover, subdirectora general de Organización, Estudios y Previsión Social Complementaria de la DGSFP.

La industria de la gestión de activos comparte un objetivo con el Gobierno: el fomento del ahorro para la jubilación en el ámbito de la empresa, los llamados planes colectivos. El Ejecutivo considera prioritario impulsar este tipo de previsión complementaria, en detrimento de los planes de pensiones individuales, pero las gestoras de fondos de pensiones reclaman que se incluya algún tipo de incentivos fiscales extra para hacer más atractivos estos productos.

Francisca Gómez-Jover, subdirectora general en la dirección general de Seguros y Fondos de Pensiones, recordó ayer en la VII Jornada de Pensiones organizada por CincoDías e Ibercaja Banco que en España ya hay cerca de 170.000 millones en productos pensados para completar la pensión pública de jubilación. El 70% en planes de pensiones (tanto individuales como colectivos), y el resto en seguros de vida-ahorro (planes de previsión asegurados y planes de previsión social empresarial).

“Tenemos suficientes y muy adecuados productos de previsión social complementaria, y se están introduciendo otros, como los planes de pensiones paneuropeos, o los nuevos fondos de pensiones de promoción pública, que ahora se están regulando”, apuntó.

Este último producto es el que centra el debate público, puesto que es el vehículo a través del cual el Gobierno quiere empujar el ahorro en el ámbito de la negociación colectiva, para que las empresas y administraciones públicas hagan aportaciones para sus empleados y funcionarios.

Mirenchu del Valle, secretaria general de Unespa, la patronal del sector asegurador, coincidió con Gómez-Jover en que en España hay una variedad de fórmulas de ahorro para la jubilación más que suficiente. “El problema no está en el desarrollo de nuevos productos, sino en los acicates que se definen para impulsar la contratación de los mismos y fomentar así el ahorro para la jubilación”.

A su juicio, la única fórmula para promover más el ahorro previsional es teniendo un marco jurídico más estable y haciendo que estas fórmulas “sean más atractivas para las empresas, para que así se las ofrezcan a sus trabajadores”.

Sobre el marco jurídico de la previsión social complementaria habló Ángel Martínez-Aldema, presidente de Inverco, la asociación de las gestoras de fondos de inversión y planes de pensiones. El directivo recordó que en los últimos 10 años se han tomado hasta 10 medidas diferentes que han ido restando atractivo a este tipo de fórmulas de ahorro a largo plazo.

“Pedimos al Gobierno que, en el desarrollo de las nuevas fórmulas de ahorro colectivo, se incorporen estímulos fiscales, al menos para recuperar algunas de las medidas que se retiraron en 2006 y 2013. Creemos que debería haber fuertes incentivos para las empresas si se quiere impulsar realmente este pilar de ahorro para la jubilación”, apuntó.

Martínez-Aldama también se quejó de que el Gobierno ha reducido muy sustancialmente los topes de aportación en los planes de pensiones individuales, para tener menor gasto por desgravaciones, sin tener aún listo el nuevo modelo de planes de pensiones de empleo. “Hacienda se ha ahorrado 580 millones de euros al reducir el tope de aportación, y el año que viene se ahorrará otros 100 millones. Esperemos que estos ahorros fiscales se compensen con incentivos fiscales en los fondos de pensiones de promoción pública”.

El presidente de Inverco también recordó que el Gobierno, al haber restado atractivo fiscal a los planes de pensiones individuales ha hecho que se reduzcan las aportaciones anuales “en más de 1.500 millones de euros”, sin que muchas personas tengan una alternativa para destinar este dinero para el ahorro precautorio.


Plataforma digital

Si la industria espera a esos nuevos incentivos fiscales como agua de mayo, otro de los elementos que serán clave para el éxito de los nuevo planes de pensiones de promoción pública será la nueva plataforma digital común que quiere preparar el Gobierno.

“Esta plataforma digital creo que es básica para que funcione esta nueva variante de fondos de pensiones”, apuntó Gómez-Jover. “Desde la DGSFP apoyamos la digitalización del sector y consideramos muy importante que esa nueva plataforma permita un acceso fácil al producto y facilite al máximo toda la operativa. También es importante que fomente unos vehículos más transparentes, sencillos y fácilmente accesible para los partícipes”.

Luis Miguel Carrasco, director del Grupo Financiero de Ibercaja Banco, moderador del coloquio, explicó que es fundamental para que se fomente el ahorro para la jubilación “que se adopten un abanico variado de medidas a medio plazo para afrontar este reto, y que toda la sociedad se implique, desde la ciudadanía hasta los agentes sociales y los poderes públicos”.

Normas
Entra en El País para participar