Inversión

Los temas que marcarán el mercado en 2022, según Goldman Sachs

Prevé una buena marcha de los activos de riesgo pero menos "impresionante" que este año

Los temas que marcarán el mercado en 2022, según Goldman Sachs
EFE

Como cada año, los analistas de Goldman Sachs han elaborado un informe con los temas más importantes que marcarán la tendencia de los mercados en 2022, en el cuál esperan una fase de recuperación mundial que durante el próximo año se caracterizará por una fuerte demanda y una oferta limitada. 

"Esperamos rendimientos menos impresionantes para los activos de riesgo, en consonancia con un ciclo más maduro, con las mejores oportunidades en la divergencia macro y la longevidad del ciclo tras el rápido repunte sincronizado de este año", explican los expertos de Goldman Sachs.

El banco de inversión espera que la recuperación cíclica continúe en 2022, pero el ritmo de crecimiento más rápido ha quedado atrás. "Estamos pasando de un sprint a un maratón", explican.

Para el conjunto de 2022, gracias a las continuas mejoras en el control de los virus, las innovaciones en curso en el tratamiento de Covid-19, el ahorro reprimido y la reconstitución de los inventarios, es probable que el PIB mundial aumente un 4,5%, aunque es probable que el crecimiento se ralentice más claramente en la segunda mitad del año, añaden.

"A pesar del fuerte perfil de crecimiento, el panorama macroeconómico en 2022 parece más difícil que en 2021, a medida que el ciclo madura. Nuestras previsiones de crecimiento mundial ya no están claramente por encima del consenso, como lo estuvieron durante gran parte de 2021 y 2022", explica la firma.

Aunque la combinación de crecimiento y rendimientos sigue siendo bastante benigna en términos absolutos, las valoraciones se han vuelto más desafiantes, añade. "Es posible que parte de la fortaleza a corto plazo del crecimiento mundial aún no se refleje plenamente en los mercados, pero nuestras perspectivas a medio plazo ya no dan lugar a un viento de cola cíclico sostenido", considera Goldman Sachs.

En cuanto a las presiones inflacionistas, Goldman Sachs explica que 2021 se caracteriza en parte por la "venganza del lado de la oferta". Esencialmente, cuando la demanda se recuperó con fuerza de su hibernación inducida por Covid en la primavera, se encontró con una oferta más restringida que en varios años (reflejando las restricciones relacionadas con Covid pero también otras distorsiones, como el Brexit).

A su juicio, esto ha dado lugar a un aumento de las presiones inflacionistas generales que ha sido difícil de anticipar para los mercados. "Y durante los próximos doce meses, incluso cuando el crecimiento se ralentice, esperamos que los mercados se guíen por esta "carrera de caballos" entre la desaceleración de la demanda desde niveles muy fuertes y la relajación gradual de la escasez de oferta", valoran los expertos de Goldman.

Los analistas del banco de inversión recuerdan en su informe que "acabamos de pasar un par de meses en los que la escasez de oferta ha sido la protagonista: los precios del petróleo y del gas se han disparado, la inflación ha sorprendido al alza en casi todas partes y los tipos de interés iniciales han subido de forma generalizada".

Pero con un mayor colchón de precios contra el riesgo de inflación, parece posible que las próximas semanas se caractericen por una relajación de los temores relacionados con la oferta.

Además, adelantan que "los precios del gas y del petróleo parecen estar estabilizándose (aunque hay muchos sesgos positivos a medida que avanzamos en los fríos meses de invierno, y también hay señales tentativas de que los indicadores de estrechez de los contenedores y del transporte marítimo en las principales rutas comerciales se están moderando, quizá también en respuesta a la mejora de la situación de Covid en toda Asia".

Aunque consideran que las perspectivas generales para 2022 serán probablemente menos favorables para los activos de riesgo que en los dos últimos años, "creemos que aún es demasiado pronto para abandonar una postura procíclica sobre una base estratégica, al menos para las principales economías desarrolladas. En gran parte, esto se debe a que esperamos que las perspectivas de crecimiento hasta la primera parte de 2022 sigan siendo bastante firmes".

Además, otro de los aspectos que marcarán el año que viene será la escasez de productos básicos. La tensión en los mercados de materias primas será persistente; sus previsiones están muy por encima de los pronósticos. "La eventual respuesta de la oferta en el sector de la energía limita la continua tendencia al alza de los precios al contado pero es poco probable que vuelvan los mercados excedentarios, lo que apunta a un sesgo alcista".

El mantenimiento de los precios al alza debería beneficiar a los activos vinculados a las materias primas, concluyen.

En cuanto a los bancos centrales, al principio de la pandemia, la preocupación dominante entre los responsables de la política monetaria era otro largo período de inflación muy baja. En un esfuerzo por reducir los riesgos de deflación -y tal vez teniendo en cuenta las lecciones aprendidas durante el último ciclo económico- respondieron enérgicamente con recortes de tipos, flexibilización cuantitativa y diversas formas de orientación futura. Pero a medida que avanza la recuperación de Covid, los riesgos de cola para las perspectivas de inflación se han desplazado de la parte baja a la alta.

El fuerte crecimiento europeo y las firmes presiones inflacionistas mundiales abren la posibilidad de que el el BCE pueda abandonar los tipos negativos en los próximos años

El ritmo de cierres y reaperturas seguirá impulsando los ejes de diferenciación en el próximo año. La primera fase de reapertura del año pasado ha coincidido con un auge del comercio manufacturero en lo que va de año, lo que ha provocado una importante tensión en el transporte de contenedores. Pero si EE.UU. y Europa consiguen pasar este invierno sin un resurgimiento importante de Covid y nuevas restricciones, los sectores de servicios más rezagados, especialmente los viajes y el turismo, podrían subir en Bolsa.

Normas
Entra en El País para participar