Salud

La industria farmacéutica propone un plan de 1.700 millones para producir medicamentos esenciales

El sector presenta al Gobierno un plan como destino de fondos europeos en el que participan 40 empresas y en el que se propone reforzar la capacidad industrial

La industria farmacéutica propone un plan de 1.700 millones para producir medicamentos esenciales

La industria farmacéutica ha presentado al Gobierno un plan de inversión de 1.700 millones de euros en el que participan 40 compañías, según adelantó este miércoles Juan López-Belmonte, presidente de la patronal Farmaindustria. Este proyecto estaría incluido en los planes estratégicos, conocidos como Perte, que el Gobierno prepara para inyectar fondos europeos con los que espolear la recuperación económica. En este caso, se trata de invertir en nueva capacidad industrial de los llamados medicamentos esenciales y del que España es muy dependiente del exterior, sobre todo de Asia.

El plan presentando se denomina Medest (Medicamentos Esenciales y Capacidades Industriales Estratégicos), en el que participan 40 laboratorios, "compañías tractoras fabricantes de medicamentos y materias primas farmacéuticas y que supondría una inversión superior a los 1.700 millones de euros", avanzó López-Belmonte, si la Administración accede a incorporarlo a uno de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica, los denominados Perte, que está estudiando.

Actualmente, el Ejecutivo de Pedro Sánchez estudia diversos Perte, entre los que se encuentra el denominado como Salud de vanguardia. Es en ese proyecto en el que la patronal quiere incluir su propuesta. Estos Perte, a su vez, serán claves para recibir fondos europeos, aunque una parte proviene de inversión de las propias empresas. El primero de estos programas que el Gobierno aprobó fue el de vehículo eléctrico, y estudia otros en los sectores aeroespacial, agroalimentario y la lengua española.

Esa cifra de inversión es la suma de proyectos de 40 compañías, no solo laboratorios agrupados en Farmaindustria, sino también de genéricos, materias primas y de la industria auxiliar. Las previsiones del sector es que el Consejo de Ministros pueda aprobar este Perte sobre Salud en vanguardia en el primer semestre de 2022, en una iniciativa liderada por el Ministerio de Sanidad encabezado por Carolina Darias.

Desde Farmaindustria se ve como una oportunidad la producción en España de los medicamentos esenciales, productos maduros de bajo precio que actualmente provienen en gran parte de Asia. “Hemos visto durante la pandemia que bastantes medicamentos con décadas de vida siguen siendo muy importantes para combatir muchas enfermedades o síntomas”, aseguró el presidente de la patronal. “La pregunta es si esa dependencia es excesiva, hasta el punto de poner en riesgo el suministro en situaciones de crisis sanitarias”, añadió López-Belmonte en un encuentro con los medios de comunicación celebrado en Madrid.

Juan López-Belmonte, presidente de Farmaindustria.
Juan López-Belmonte, presidente de Farmaindustria.

Farmaindustria desveló que el Gobierno ha contestado favorablemente a la iniciativa, por lo que se prevé que haya convocatorias específicas en el marco de acceso a los fondos europeos. De momento no se conoce qué proyectos serían elegibles y qué porcentaje deben ser asumidos por el sector privado. Adicionalmente, la industria y la Agencia Europea del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) están preparando un listado de los que serían los medicamentos esenciales, un inventario que también se está promoviendo a nivel de la Unión Europea.

El debate sobre los medicamentos esenciales ha recorrido la UE durante la pandemia. Francia se adelantó en este sentido a través de la multinacional Sanofi, que creó EuroApi, lo que se prevé que sea un gran proveedor europeo de los principios activos necesarios para los medicamentos. Otros países cuentan con planes estratégicos para adaptarse al contexto postpandemia de Covid, como el de Alemania, denominado como Pacto de futuro, o Reino Unido, denominado plan estratégico post-Covid (ABPI). Igualmente otros países como Noruega, Suecia, Italia o Bélgica desarrollan programas similares.

El objetivo que propone la Farmaindustria es dar más seguridad estratégica al sistema sanitario y, además, reforzar el tejido productivo, además de que el país sea "menos vulnerable a shocks futuros", según Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria.

Retraso en el acceso a los nuevos medicamentos

El presidente de la patronal lamentó, por otra parte, el retraso en el acceso de los pacientes a los nuevos medicamentos en España, debido a las demoras por parte de Sanidad para fijar los precios de reembolso (el precio que paga el sistema público a las compañías por el fármaco). "Es un asunto crucial", aseveró López-Belmonte. "España ha ido perdiendo terreno con respecto a los países de referencia en tiempo y disponibilidad de los nuevos medicamentos autorizados", por la Agencia Europea del Medicamento, aseguró. "Esto supone, por encima de todo, una pérdida de oportunidad para los pacientes españoles, pero también un desincentivo para las compañías".

De los 152 fármacos autorizados por la EMA desde 2016 a 2019, España solo había incorporado al Sistema Nacional de Salud (SNS) 82 medicamentos, el 54%. El tiempo medio de disponibilidad era de 378 días, algo más de un año, según el Informe Wait, publicado por este diario en junio.

Sin problemas de suministro

En el contexto de suministros de materias primas en diferentes industrias, López-Belmonte, quien también es presidente de Laboratorios Rovi, indicó que el sector no está teniendo problemas graves. Únicamente destacó ciertos problemas con la producción ligados a plásticos que deben llegar del sudeste asiático en gran parte.

Hace unos meses, la industria llamó la atención por el problema de suministros ligados al aumento exponencial de la producción de vacunas del Covid, como filtros, viales, tapones de plástico, algunos ingredientes y equipos.

Normas
Entra en El País para participar