A Alibaba le sobra el Día de los Solteros

Supone solo un 6% de su negocio anual, y va contra los objetivos ambientales de Pekín

Presentación del Día de los Solteros del año pasado.
Presentación del Día de los Solteros del año pasado. reuters

Es hora de acabar con el mayor evento de compras del mundo. Alibaba ha dado el pistoletazo de salida al evento anual del Día de los Solteros en China y quiere que esta vez sea más ecológico. Sin embargo, este acontecimiento parece estar cada vez más en desacuerdo con los objetivos ambientales de Pekín. Si Alibaba se toma en serio la sostenibilidad, suspender el exceso de consumo sería un mensaje más contundente que retocarlo.

Iniciado hace más de una década para atraer a los compradores chinos a los sitios web de Alibaba, el Día de los Solteros se ha convertido en una obsesión nacional que incluye galas y espectáculos ostentosos y un montón de descuentos adictivos con un toque en la pantalla del teléfono inteligente. El año pasado, la empresa procesó la friolera de 64.000 millones de euros en transacciones durante un periodo de 11 días. Las cifras de este año volverán a deslumbrar: una cifra récord de 290.000 marcas ofrecerá unos 14 millones de ofertas a más de 900 millones de cazadores de gangas. Sitios rivales como JD.com también se han sumado.

Es una hazaña impresionante que implica a millones de trabajadores que manejan miles de millones de paquetes. El brazo logístico de Alibaba movilizó 3.000 aviones durante el evento del año pasado para llevar productos extranjeros al país; este año, ya ha prealmacenado unos 300 millones de productos foráneos.

Este exceso tendrá un coste ambiental. Las cifras son escasas, pero Greenpeace estimó que las entregas de pedidos del Día de los Solteros de 2016 generaron 52.400 toneladas de dióxido de carbono. Un informe más reciente, de 2019, pronosticó que el volumen de material de embalaje utilizado por los sectores del comercio electrónico y la entrega se cuadruplicaría con creces respecto a 2018 hasta alcanzar los 41,3 millones de toneladas en 2025.

Por su parte, Alibaba planea reducir las emisiones de carbono relacionadas con los pedidos en un 30% este año, aunque aún no ha revelado las cifras reales. Está promocionando servicios de reciclaje, centros de datos que funcionan con energía renovable e incluso algoritmos que combinan los productos con el paquete del tamaño adecuado para reducir los residuos. La empresa también ofrece 100 millones de yuanes (13,5 millones de euros) en vales para marcas ecológicas.

Son medidas bienvenidas. Sin embargo, con el telón de fondo de la cumbre de las Naciones Unidas sobre el clima que se está celebrando en Glasgow y el objetivo del presidente Xi Jinping de que China sea neutra en emisiones de carbono para 2060, los titanes empresariales del país pueden permitirse ser más audaces.

Además, el Día de los Solteros ha superado su propósito como truco de marketing y, desde el punto de vista financiero, no es tan importante hoy en día: las transacciones del año pasado representaron solo el 6% del total de Alibaba para el año fiscal. Es mejor que la empresa lo abandone por completo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías