Amadeus logra el primer beneficio trimestral desde el inicio de la pandemia

Ganó 23,8 millones entre julio y septiembre y ahorró 186 millones de euros en costes en los nueve primeros meses de 2021

Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus.
Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus.

La recuperación de la conectividad aérea impulsó los resultados de Amadeus en temporada alta. Entre julio y septiembre, la tecnológica registró el primer beneficio desde que arrancó la pandemia en marzo de 2020, con un ebitda de 206,7 millones de euros y un beneficio neto ajustado de 23,8 millones de euros, según las cifras comunicadas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En ese mismo período, los ingresos ordinarios crecieron un 76,6% hasta los 739 millones de euros. «Durante el tercer trimestre, seguimos constatando mejoras en los volúmenes y tendencias positivas, tanto en las reservas áreas como en los pasajeros embarcados, en todas las regiones. Gracias a ello, registramos nuestros primeros beneficios trimestrales desde que se declaró la pandemia, de 23,8 millones de euros. Nuestro flujo de efectivo disponible también cerró en positivo, con unas entradas de 83,6 millones de euros durante el trimestre», recalcó Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus.

Pese al impulso de los ingresos y el beneficio en el tercer trimestre, el acumulado de enero a septiembre sigue mostrando el impacto de la crisis del coronavirus. En esos nueve meses, Amadeus acumuló pérdidas por 83 millones de euros, lo que supone una mejora del 61,3% frente a los números rojos registrados en el mismo período de 2020. cuando perdió 214,2 millones de euros.

En el acumulado hasta septiembre, Amadeus duplicó su resultado bruto de explotación (Ebitda) hasta los 405,7 millones de euros, frente a los 196,2 millones de euros del mismo periodo de 2020. Si se compara con los tres primeros trimestres de 2019, el beneficio antes de impuestos, drepreciaciones y amortizaciones sigue siendo un 76,8% inferior.

Una evolución similar a la del beneficio experimentaron los ingresos. La cifra de negocio se incrementó un 94% en los nueve primeros meses del año, hasta los 1.860,2 millones de euros, pero aún se mantienen un 56% por debajo respecto a los alcanzados en el mismo periodo de 2019.

2.700 millones de liquidez

La prioridad, tal y como recalcó Maroto, sigue siendo proteger el negocio. A lo largo de este año, la tecnológica ha puesto el foco en la puesta en marcha de un programa para ahorrar costes. En los nueve primeros meses del año, la reducción de gastos fijos se ha elevado a 185,6 millones de euros, repartidos entre los 102,2 millones de los costes fijos de la cuenta de resultados (excluyendo los gastos de la puesta en marcha de ese programa de ahorro y la deuda de dudoso cobro) y los 83, 3 millones de los gastos capitalizados.

En los resultados, la tecnológica recalca que contaba a 30 de septiembre de 2021 con una posición de liquidez cercana a los 2.700 millones de euros, divididos entre tesorería (801,6 millones), inversiones a corto plazo (901,3 millones) y una línea de crédito renovable sin disponer (1.000 millones de euros). Una seguridad financiera que le ha ido permitiendo ir reduciendo el pasivo. Tras emitir un bono por 500 millones en febrero de 2021 con vencimiento en el mismo mes de 2023 procedió a cancelar de forma anticipada en agosto los bonos emitidos el 17 de noviembre de 2015 por un importe de 500 millones de euros y que vencían el 17 de noviembre de 2021. A 31 de septiembre, la deuda neta de la compañía ascendía a 3.173,9 millones de euros, lo que supone apenas un incremento de 100 millones respecto al mismo período de 2020.

Los resultados impulsaron la cotización de Amadeus en bolsa, cuyo títulos se dispararon en el entorno del 5% hasta el cierre de la sesión. La capitalización bursátil rozó los 28.000 milones de euros, aún lejos de los 34.000 millones que alcanzó en enero de 2020, antes de pandemia.

La vuelta a la normalidad viene desde Norteamérica

Distribución. Los resultados de Amadeus corroboran que la vuelta a la normalidad del turismo ha empezado en Norteamérica. Si en el tercer trimestre de 2021, el número de reservas aéreas aún estaban un 58,5% por debajo del mismo período de 2019, ese porcentaje disminuyó hasta el 33,2% para los vuelos con EE UU, Canadá y México. En el otro lado, la mayor caída se produjo en el área de Asia, que se sitúa un 84,7% por debajo de los niveles previos a la crisis.

Pasajeros. Otro indicador que corrobora la recuperación desigual es el pasajeros embarcados a través de aerolíneas cuyas reservas son gestionadas por sistemas de Amadeus. En el tercer trimestre se situaba a la mitad de los niveles precrisis, cuando en el caso de Norteamérica se quedaba apenas un 6,2% por debajo.

Normas
Entra en El País para participar