Infraestructuras

Sacyr eleva el margen de ebitda y gana 60 millones en plena crisis de las materias primas

Defiende un crecimiento del flujo de caja operativo del 12% pese a la inflación

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

El resultado neto de Sacyr al cierre del tercer trimestre ha alcanzado los 60 millones, desde los 47 millones de septiembre de 2020. Esta subida del 28% se cimenta sobre un ebitda creciente en un 19%, hasta los 630 millones. La compañía vuelve a resaltar esta mañana el crecimiento estable de su división concesional pese a la afectación de la crisis sanitaria en el tráfico de las autopistas de todo el mundo en el acumulado del año. Sacyr debe un 82% de su ebitda a negocios y activos en concesión, desde el 78% de un año atrás.

Los ingresos en los nueve meses suben un 3,3%, hasta los 3.309 millones, lo que deja un margen de ebitda del 19% (16,5% a septiembre de 2020). Este último suma 250 puntos básicos en los últimos 12 meses. Las tres grandes divisiones aportan en esta mejoría: el resultado bruto de explotación de Ingeniería y Servicios ofrece un margen del 12,3%, subiendo desde el 11% de septiembre del año pasado; Concesiones pasa del 53,3% a un 55% con recorrido mientras maduran los activos y otros nuevos entran en operación (seis en 2022), y Servicios lleva su margen del 8,8% al 10,4%. El director general financiero, Carlos Mijangos, ha destacado el rendimiento bruto de explotación ante analistas e inversores como "uno de los más altos del sector".

Con un trimestre aún por contabilizar, Sacyr supera ya cifras previas a la pandemia. El ebitda a mes de septiembre se acerca a los 680 millones que Sacyr generó en todo 2019. Y el ebit actual, de 512 millones, ya es mayor que el obtenido ese año previo a la crisis, cuando Sacyr declaró 441 millones.

En cuanto al flujo de caja operativo, la empresa ha obtenido un incremento del 12% a pesar de la pandemia y de la inflación de las materias primas y encarecimiento de servicios de logística, para sumar 402 millones. El presidente, Manuel Manrique, ha reiterado este mediodía que la afectación de la crisis de los materiales es limitada y que Sacyr ya ha negociado la revisión de precios en contratos privados y espera que salga adelante idéntico mecanismo en los de obra pública. De momento, el Ministerio de Transportes ha solicitado al de Hacienda la apertura de cada una de las obras en ejecución para revisar el coste de los materiales y reequilibrar los presupuestos de ejecución.

La cartera de ingresos futuros es de 45.316 millones, con un aumento del 16% desde el inicio del ejercicio de la mano de nuevas adjudicaciones, como las autopistas A3 y A21/A5 en Italia; la autopista RSC-287 en Rio Grande do Sul (Brasil); los dos primeros proyectos de construcción en Canadá y los cuatro nuevos contratos de carreteras en Florida y Texas (EEUU). Ocho de cada diez euros de esa reserva de trabajo vienen de concesiones, en la mayor parte de los casos con ingresos garantizados o mecanismos de reequilibrio tarifario o de plazo de explotación en el caso de caídas de tráfico.

Batalla a la deuda con recurso

Semanas atrás el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, reiteró en el Investor Day ante analistas e inversores que uno de los objetivos a corto plazo es el de la reducción de deuda neta con recurso, que se sitúa en 763 millones después de la última operación de bonos del Fondo de Titulización Sacyr Green Energy, que generó una entrada de caja de 104 millones (867 millones de deuda con recurso sin tener en cuenta esa operación por estar fuera del periodo de los tres trimestres). En este sentido, la firma dice tener sobre la mesa diferentes operaciones para continuar con el recorte este año. El objetivo es bajar a 100 millones al final del Plan Estratégico, en 2025.Antes, para el cierre de este 2021, Manrique ha aseverado que la cifra quedará por debajo de los 700 millones.

La deuda neta es de 5.821 millones, lo que conlleva un incremento de 619 millones desde el 31 de diciembre en su mayor parte por las inversiones realizadas.

En ese acercamiento al mercado del pasado 7 de octubre también se anticipó la renuncia a renovar derivados sobre Repsol, lo que ha supuesto caer en el capital de la petrolera al 3,97% y aún se bajará al 3% antes de final de año. La que fue primera accionista de Repsol conserva un derivado sobre 25 millones de acciones de la participada con suelo en 8,5 euros.

Por áreas de negocio, Sacyr Concesiones ha ingresado 868 millones de euros (+2%) y su ebitda es de 329 millones de euros, un 25% más con la entrada en explotación en Colombia e Italia de varios tramos de vías en cartera. La cartera, de 35.524 millones, sube un 15%. La compañía valora sus activos concesionales en 2.800 millones y espera de ellos 1.000 millones en dividendos entre 2021 y 2025 (114 millones entre enero y septiembre de este año).

Ingeniería e Infraestructuras cierra el periodo con 1.961 millones de facturación, o que supone un alza del 3%. Su ebitda remonta un 16%, hasta 241 millones de euros, y el margen alcanzó el 12,3% frente al 11% del año pasado. La cartera de esta división alcanzó los 6.693 millones de euros (80% internacional) el 19% más que en diciembre

Y Servicios mejora un 2% en facturación, hasta los 762 millones, y su ebitda escala un 21%, marcando 79 millones. El margen de ebitda, del 10,4%, engorda 1,6 puntos. La cartera de servicios crece un 16%, hasta los 3.100 millones.

Normas
Entra en El País para participar