MIfid 2

Los pequeños valores españoles quedan fuera del radar de las firmas de análisis

Los analistas independientes critican la pobreza del consenso de mercado

Las estimaciones son a menudo dispares y desactualizadas

En plena campaña de presentación de resultados trimestrales, superar las expectativas del mercado tiene premio en Bolsa. En el caso de los pequeños y medianos valores españoles resulta sin embargo complicado contar con un consenso de mercado sólido a la hora de saber si un valor bate o no las previsiones y sobre todo, a la hora de elaborar análisis y recomendaciones de gestión por parte de las pequeñas firmas independientes.

La entrada en vigor de la directiva Mifid 2018 provocó una notable pérdida de seguimiento de los valores de menos capitalización. Obligaba a desglosar el coste para el cliente de las operaciones de compraventa y de los informes de análisis, frente a la práctica anterior en la que se hacía un paquete de servicios a un precio cerrado.

La separación de esos costes causó la pérdida inevitable de cobertura de los valores con menos inversores, ante lo que la Comisión Europea reaccionó este año regulando en favor de los smallcaps. Así, si hay acuerdo entre cliente e intermediario, podrán volver a separarse los costes en dos partidas, ejecución y análisis, para las compañías con una capitalización media en los últimos 12 meses que no supere los 1.000 millones de euros. Pero esta mejora en Mifid 2 sigue sin contentar a parte del mercado, que critica que los consensos de opiniones con los que deben trabajar son cada vez más pobres.

“La Mifid 2 ha hecho un daño terrible al análisis. Hay muchas empresas que no tienen seguimiento por parte de los analistas con lo que ello conlleva para su visibilidad y su liquidez”, señala Juan Fernández Figares, director de análisis de Link Securities. El experto emplea para sus modelos de análisis de compañías 10 recomendaciones de distintas casas de análisis, 10 estimaciones de beneficio por acción y 10 estimaciones de EBIT por valor en los últimos tres meses, según datos de FactSet. Con anterioridad a Mifid 2, unos 360 valores europeos pasaban el corte, un número que ahora se reduce a 270.

El seguimiento necesario para crear modelos de inversión ha bajado con fuerza. La cobertura apenas mejora en los ‘smallcap’ pese al último cambio en Mifid 2

Pero si aplica esa exigencia de seguimiento a la Bolsa española, solo pasarían el corte 39 valores, el Ibex 35 y poco más, según explica. El análisis de valores españoles exige por tanto aplicar criterios menos selectivos, con un mínimo de al menos 4 recomendaciones, un umbral a partir del que pasan el corte 66 valores españoles. Para Fernández-Figares, este menor seguimiento de las compañías de menor capitalización por parte de las firmas de análisis perjudica especialmente su tarea de evaluar compañías y vender esas ideas de inversión a gestores de fondos e inversores.

Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4, apunta que “no es fácil fiarse del consenso de mercado. En los resultados trimestrales suele haber mucha divergencia, horquillas muy amplias que hacen que la media no sirva de referencia. Y a veces pueden ser previsiones no actualizadas. Esto perjudica a los pequeños valores y a los inversores, a los que se priva de oportunidades interesantes”. Renta 4 sí realiza su propio seguimiento de pequeños y medianos valores españoles, una labor que se vio reforzada con la adquisición el pasado año del equipo de Bolsa de Ahorro Corporación.

En el Ibex, hay valores como PharmaMar, con una capitalización de mercado de apenas 1.230 millones de euros, que solo cuenta con el seguimiento de 8 firmas de análisis, según el consenso de Bloomberg. Un total de 14 firmas de análisis hacen la cobertura de Almirall, por debajo de las 18 que siguen a Unicaja o Gestamp, de fuera del selectivo. Con menos de 1.000 millones de capitalización –es decir, valores a los que les beneficiaría la mejora introducida en Mifid 2– aparecen Elecnor, con solo 2 analistas que siguen el valor, o Audax, con 3.

Catorce valores ponderan menos del 1% en el Ibex

Capitalización. La reducida capitalización de un valor a la hora de despertar el interés de las firmas de análisis para su seguimiento es un claro handicap, un hecho que también se aprecia en el propio Íbex 35. La abundancia de valores de capitalización reducida le ha hecho perder atractivo frente a otros índices europeos, en especial a ojos de los ETF, los poderosos fondos cotizados, que dan prioridad a valores e índices de gran capitalización, y liquidez, a la hora de invertir.

Composición. De los 35 valores que forman el Ibex 35, un total de 14 tiene una ponderación en el índice inferior al 1%. PharmaMar, el de menor valor en Bolsa (1.230 millones de euros), solo capitaliza por el 0,22%. En el grupo de valores con un peso de menos del 1% en el índice también aparecen Mapfre, Colonial, Merlín, Bankinter, Sabadell, Acerinox, Cie, Viscofan, Almirall, Solaria, Indra, Meliá y Naturgy. En algunos casos, esa menor ponderación es causa no ya de una reducida capitalización sino de un bajo porcentaje de capital circulando en Bolsa.

Normas
Entra en El País para participar