La china Li Ning corre el riesgo de desviarse demasiado del camino

Quiere crecer en el extranjero y construir marca, pero podría convenirle más invertir en I+D

Escultura de zapatillas en el Centro Li Ning de Pekín.
Escultura de zapatillas en el Centro Li Ning de Pekín. reuters

Li Ning está experimentando el subidón del corredor. El fabricante chino de ropa deportiva recaudará 1.100 millones de euros para aprovechar el repunte de su acción. La expansión internacional y construir marca son algunos de los usos previstos, pero podría convenirle más invertir en I+D.

El descuento del 8% en la venta de acciones es modesto al lado de la ganancia del 60% de este año. Li Ning y otras empresas nacionales se han beneficiado de la reacción política y de los consumidores contra marcas occidentales como H&M y Nike, después de que plantearan su preocupación por el supuesto uso de trabajos forzados en la producción de algodón en China. En el tercer trimestre, las ventas de Li Ning en las tiendas abiertas desde hace al menos un año subieron más de un 20%. Los posibles boicots a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022 no harán sino acrecentar ese sentimiento.

Aunque los 24.000 millones que Li Ning tenía de reserva de efectivo eran, según los analistas de Daiwa, suficientes para cubrir el capital circulante y las necesidades de inversión en el marco de su estrategia actual, la decisión de recaudar más indica un apetito por las compras. En 2020 solo generó el 1% de sus ingresos en el extranjero. El escozor de anteriores esfuerzos fallidos en España y EE UU probablemente ya se ha disipado, y puede que envidie a su rival de mayor tamaño, Anta Sports, que lideró un acuerdo para comprar la finesa Amer Sports en 2018 y tuvo éxito con la marca Fila en China.

Pero hay preocupaciones más apremiantes que construir un imperio más grande. En septiembre, a la medallista olímpica en bádminton Chen Yufei se le abrió una zapatilla Li Ning durante un partido. Su calcetín ensangrentado circuló ampliamente por las redes: debe prestar más atención a la calidad.

Li Ning redujo en 2020 su dinero para I+D a solo el 2,2% de los ingresos, frente al 5% de Nike, según Morgan Stanley. Anta, incluso en medio de su fiebre compradora, dedicó el 2,5%. El número de patentes de Li Ning también es inferior al de sus rivales. El subidón de construir una marca duradera pervive más que las endorfinas de las fusiones.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías