Mercados

¿Qué pasará esta semana en las Bolsas? Estas son las claves

La política monetaria y la campaña de resultados acaparán la atención de los inversores

Pantallas muestran en la Bolsa de Madrid.
Pantallas muestran en la Bolsa de Madrid. EFE

Con las tensiones inflacionistas sobrevolando los mercados, el Ibex 35 intentará una semana más superar y conservar los 9.000 puntos, nivel que se ha convertido en un obstáculo difícil de sortear. Después del mal resultado logrado por la renta variable el mes pasado, en octubre el optimismo parece haber cobrado fuerza, pero todavía son muchos los obstáculos que impiden a las Bolsas la tendencia alcista imperante en la primera mitad del año. Aunque el contexto económico sigue siendo favorable, los problemas en las cadenas de suministro pueden debilitar el crecimiento a corto plazo a la vez que elevan las tensiones inflacionistas.

Pero no todo son riesgos, también existen esperanzas para la alegría. Los resultados empresariales son una buena muestra de ello. La temporada del tercer trimestre está deportando grandes alegrías a la Bolsa estadounidense y por efecto contagio al resto de índices europeos. Según datos de Bankinter, el crecimiento medio del beneficio por acción de las cotizadas que han presentado sus resultados es del 32%, por encima del 28% que estimaba el mercado al inicio. Asimismo, 108 firmas del S&P 500 que han publicado sus cifras, el 82% bate las expectativas. Esto ha servido de catalizador para que la semana pasada el Dow Jones y el S&P 500 marcaran nuevos máximos, una tendencia que, si bien en los primeros meses del año era visto como algo normal, en los últimos meses había quedado aparcada. Esta semana la temporada continuará con las grandes tecnológicas (Amazon, Google, Microsoft, Facebook, Apple) en el punto de mira.

Junto a los resultados empresariales el otro gran evento que servirá de guía a los mercados es la reunión de política monetaria del BCE. Para esta no se esperan grandes anuncios para ello habrá que esperar a la cita de diciembre. No obstante, los inversores prestarán una especial atención a las referencias que haga la institución sobre la inflación y más después de que sus miembros reconocieran que el alza de los precios será largamente transitoria. Es decir, que durará más de lo que se preveía inicialmente. Los inversores seguirán muy de cerca cualquier pista sobre el programa de recompra que pondrá en marcha Lagarde una vez concluya el programa de compra de emergencia frente a la pandemia (PEPP), un mecanismo que ha servido para mantener bajo control los costes de financiación.

En un segundo plano quedarán las referencias macroeconómicas. Esta semana en EE UU y la zona euro se publicarán los datos PIB. En el Viejo Continente además se actualizará la inflación y la confianza empresarial alemana, el IFO. Por su parte, en el mercado español y fuera del plano macro, dos de sus principales cotizadas (Santander e Inditex) abonarán dividendos a sus accionistas.

Aunque la inflación, las tensiones geopolíticas entre Europa y Rusia por el gas y la ralentización de la economía se divisan como los principales riesgos, desde Bankinter consideran que en el contexto actual sigue siendo expansivo, lo que debería favorecer a los activos de riesgos. Por el contra el repunte de los precios favorece la corrección en la renta fija, un mercado especialmente volátil con algunas las principales referencias como el estadounidense a 10 años y al alemán al mismo plazo en máximos del año. El bono de EE UU se sitúa en el 1,7% mientras el germano lleva varias sesiones en las que a punto ha estado de entrar en terreno positivo, algo que no sucede desde mayo 2019.

Normas
Entra en El País para participar