Canarias y Baleares recibirán una inyección de 200 millones para renovar sus destinos

Cada autonomía obtendrá 100 millones a gastar en tres años. Infraestructuras, digitalización y medioambiente serán prioritarios.

Turistas en una playa en Mallorca.
Turistas en una playa en Mallorca.

Baleares y Canarias van a recibir una fuerte inyección presupuestaria del Gobierno para reconvertir destinos maduros en otros más modernos, orientados al turismo de calidad, comprometidos con el medioambiente, digitalizados y que prioricen la diversificación del propio destino con la promoción de localizaciones rurales.

Una de las partidas de gasto incluidas en el presupuesto del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para 2022, bajo el epígrafe “estrategias de resiliencia turística para territorios extrapenínsulares”, contempla una dotación de 200 millones de euros, 100 para cada uno de los archipiélagos, a repartir en tres años (de 2021 a 2023). En total el programa está dotado con 220 millones, de los que 100 irán a Canarias, 100 a Baleares y 10 a Ceuta y Melilla, respectivamente. El objetivo del fondo es que 400 empresas se hayan beneficiado de esas ayudas en el segundo trimestre de 2025.

Canarias y Baleares han sido los destinos turísticos más afectados en España por su carácter ínsular y su fuerte dependencia de las conexiones aéreas, tras encadenar dos crisis sin precedentes. La primera fue la quiebra en septiembre de 2019 de Thomas Cook, el primer turoperador europeo, que era cliente exclusivo de muchas de las grandes hoteleras en Baleares, como Iberostar, que se quedó con una deuda de 35 millones.

La segunda arrancó en marzo de 2020 con la llegada del coronavirus y la desaparición del turismo en España, que pasó de recibir 84 millones de viajeros en 2019 (13,7 millones de euros de Baleares, y 13,1 millones, de Canarias) a 19 millones en 2020 (1,7 millones en Baleares y 3,7 millones en Canarias).

La tercera crisis aún no se ha cerrado, ya que el volcán de Cumbre Vieja en La Palma sigue en erupción y todavía no está claro cuándo parará. El impacto directo ya lo ha tenido en La Palma, cuyo aeropuerto han permanecido cerrado en el último mes, en el que apenas han recibido viajeros. Pese a ello, el Gobierno canario y los empresarios creen que el impacto en la temporada alta, que arranca esta semana, será limitado por el importante número de reservas desde Europa y la reapertura definitiva del Reino Unido, que permitirá viajar sin condiciones a los británicos vacunados con doble pauta.

130 millones en una plataforma inteligente

Otra de las partidas presupuestarias para 2022 persigue la digitalización de los destinos turísticos y de las empresas turísticas, así como la creación de unsistema de inteligencia turística basado en la economía del dato y la interoperabilidad. Para este último proyecto está prevista una aportación presupuestaria de 130 millones.

Normas
Entra en El País para participar