La Palma ha perdido 1.800 plazas aéreas por la erupción del volcán

La tecnológica Mabrian limita el impacto a la isla y corrobora que se mantiene la cifra de medio millón de asientos en aviones para la temporada alta en Canarias

La erupción del volcán de Cumbre Vieja no va a ensombrecer la temporada alta en Canarias. Los datos de la consultora tecnológica Mabrian reflejan que la capacidad aérea programada para las siete islas se mantuvo en la cuarta semana de septiembre cerca del medio millón de plazas (485.200), con un leve descenso del 0,6% respecto a la tercera semana. De hecho, el grueso del impacto negativo se lo lleva la isla de La Palma, que en esos siete días ha perdido 1.800 plazas (un 8,3% menos), casi dos tercios de las 3.000 que se han cancelado en todo el archipiélago.

"La erupción volcánica tuvo un impacto a corto plazo, provocando una caída del número de búsquedas de vuelos para las islas durante los primeros días de actividad del volcán. No obstante, parece que no va a tener un impacto negativo a medio plazo en Canarias, ya que el número de vuelos programados para finales de año se mantiene estable”, asegura Carlos Cendra, director de Ventas y Marketing de Mabrian.

El informe describe la curva descendente en la búsqueda de vuelos desde el primer día de erupción del volcán (19 de septiembre). Desde esa fecha, la gráfica encadenó tres días de subida y posteriormente otros cuatro (del 22 a 25 de septiembre) con fuertes descensos diarios cercanos al 20% para posteriormente volver a repuntar con fuerza el día 26.

Las previsiones que maneja la consultora para Canarias son muy optimistas, con cerca de medio millón de asientos reservados a finales de septiembre, y con dos islas claramente destacadas: Tenerife, con 192.700 plazas (de las que 161.500 son vuelos de bajo coste), y Gran Canaria, con 142.300 plazas (de las que 116.100 son low cost). Desde el Gobierno de Canarias también manejan buenas previsiones para los próximos meses por los problemas sanitarios que están viviendo algunos de los destinos competidores del Norte de África, como Túnez o Egipto, y por la demanda acumulada en los grandes mercados emisores de invierno como Reino Unido, Alemania o Países Nórdicos. Desde este lunes 4 de octubre, los viajeros británicos que cuenten con doble pauta de vacunación podrán esquivar las pruebas diagnósticas y la cuarentena a su regreso al Reino Unido, lo que supone un doble incentivo, ya que representan un ahorro importante para el turismo familiar y una llamada para realizar el viaje que no se ha podido disfrutar en los dos últimos años.

Normas
Entra en El País para participar