Ford y SK Innovation invertirán 9.756 millones en tres plantas de baterías en EE UU

También en una factoría para la producción de la versión eléctrica del modelo F-150

Imagen del proyecto de las fábricas de baterías de Ford.
Imagen del proyecto de las fábricas de baterías de Ford.

Ford y la surcoreana SK Innovation invertirán 11.400 millones de dólares (9.756 millones de euros) en la construcción de una planta para la producción de la variante eléctrica del F-150 y de tres factorías de baterías en Estados Unidos (EE UU).

Según ha informado este martes el fabricante de vehículos norteamericano se crearán cerca de 11.000 nuevos puestos de trabajo, de los que 6.000 estarán en Staton (Tennessee) y 5.000 en Glendale (Kentucky). La producción de los nuevos vehículos eléctricos de la firma del óvalo y de las baterías de litio comenzará en 2025.

Dicha inversión forma parte del plan estratégico de Ford en electrificación a través del cual prevé gastar 30.000 millones de dólares (25.685 millones de euros) hasta 2025. La compañía con sede en Dearborn (Michigan) pondrá 7.000 millones de dólares (5.996 millones de euros) y el resto lo cubrirá Sk Innovation. Ford destaca que esta es la mayor cantidad de dinero invertida de un fabricante de automóviles en EE UU.

Los tres centros de baterías tendrán una capacidad de producción de 129 gigavatios hora (GWh) al año y abastecerán a las marcas Ford y Lincoln. La compañía también aspira a que entre el 40% y el 50% de sus ventas mundiales corresponda a modelos totalmente eléctricos para 2030.

Está previsto que las inversiones en las nuevas plantas de baterías de Tennessee y Kentucky se realicen a través de BlueOvalSK, una nueva empresa conjunta que formarán Ford y SK Innovation, sujeta a acuerdos definitivos, aprobaciones regulatorias y otras condiciones. Ford también destinará 525 millones de dólares (449 millones de euros) durante los próximos cinco años a financiar iniciativas de formación profesional para especializar a sus empleados en vehículos eléctricos.

“Este es un momento transformador en el que Ford liderará la transición de Estados Unidos a los vehículos eléctricos y marcará el comienzo de una nueva era de fabricación limpia y neutra en carbono”, dijo el presidente ejecutivo de Ford, Bill Ford.

La empresa diseñarará y producirá sus propias baterías con tres tecnologías. Se trata de baterías de litio-ion, que denomina IonBoost; litio-ion fosfato, para vehículos comerciales que se denominará IonBoost Pro; y baterías de estado sólido que se producirán utilizando la tecnología de Ford así como de la empresa Solid Power, en la que el fabricante de automóviles tiene una participación. Por otro lado, la firma del óvalo espera reportar un margen de beneficio ajustado antes de intereses e impuestos del 8% para 2023 y que creará una unidad de negocio que se enfocará solo en clientes profesionales y del sector público, llamada Ford Pro y que dirigirá Ted Cannis.

Además, anticipa unos ingresos de 45.000 millones de dólares para 2025 derivados de las áreas de hadware y servicios, frente a los 27.000 millones de dólares de 2019. La empresa norteamericana también dijo a principios de febrero que invertirá otros 7.000 millones de dólares (5.842 millones de euros) en coches autónomos.

Ford se anotó en 2020 unas pérdidas netas atribuidas de 1.279 millones de dólares (1.070 millones de euros), en comparación con los 47 millones de dólares (39 millones de euros) que ganó en 2019.

Normas
Entra en El País para participar