Reestructuración

La SEPI aplaza dos meses la inyección de dinero a la espera de que Duro Felguera lleve un socio

La compañía ha actualizado su plan de viabilidad y ha optado por aplazar la llegada de la segunda fase del rescate a que se incorpore el inversor industrial

Sede de Duro Felguera en Gijón.
Sede de Duro Felguera en Gijón.

Nueva prórroga por parte de la SEPI al rescate de Duro Felguera, a la espera de que el grupo de ingeniería cierre la incorporación de un socio industrial. Finalmente, no se producirá ahora el desembolso de la segunda fase del dinero, por 80 millones de euros, esta semana, como se había barajado. El Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas ha concedido, a solicitud de la propia empresa, "una extensión del plazo para llevar a cabo la ejecución de la fase II, que será el más breve posible y en cualquier caso no superior a dos meses (30 de noviembre de 2021)", ha comunicado este martes a la CNMV. La acción ha caído este martes un 6,8%, hasta 0,96 euros.

Duro Felguera ha actualizado en los últimos días su plan de viabilidad ante la SEPI, con alternativas para la gestión de la deuda comercial y otras mejoras en los proyectos de fase de ejecución, entre otras novedades de actualizaciones más generales, según fuentes financieras. Y ya cuenta con varios inversores industriales que han firmado acuerdos de confidencialidad, de manera que la cúpula del grupo de ingeniería ha preferido solicitar otra prórroga, en lugar de optar por el desembolso ya, un escenario que se había barajado, como publicó CincoDías el pasado viernes.

DURO FELGUERA 0,96 -0,05%

La promesa de inyección de 120 millones estatales en la firma de ingeniería se produjo en marzo. Pero solo ha llegado una parte del dinero: un préstamo participativo, que computa en los fondos propios, por 20 millones, y la misma cuantía en deuda ordinaria. Falta el segundo tramo, condicionado a unas exigencias que debía lograr el pasado el 30 de junio. El plazo se amplió hasta el próximo 30 de septiembre y ahora vuelve a prorrogarse hasta finales de noviembre.

El objetivo de Duro Felguera es encontrar un inversor que acompañe a la SEPI en una ampliación de capital de 30 millones con más de la mitad de esa cuantía. El resto del desembolso se hará a través de 50 millones de euros en forma de crédito participativo. En estas dos operaciones se completaría la transferencia de los 80 millones a Duro Felguera.

La entrada de un socio tendría repercusiones en la fórmula del rescate. Si hay un inversor ahora, la inyección de una parte de los 30 millones en los fondos propios será en forma de capital puro y duro. Por ejemplo, 16 millones del inversor industrial y los otros 14 millones de la SEPI. “En el supuesto de que no se hubiera hecho efectiva la entrada en el capital de un socio industrial privado (...) la aportación de 30 millones de euros se realizará íntegramente mediante un préstamo participativo”.

Normas
Entra en El País para participar