Reestructuración

Duro Felguera se dispara en Bolsa un 30% en tres sesiones a la espera a la SEPI

El jueves vence el plazo para que la compañía anuncie un socio industrial, pero el organismo estatal baraja inyectarle los 80 millones de euros sin necesidad de que lleve a un inversor

Manifestación enfrente de la sede de Duro Felguera en Gijón celebrada el pasado enero.
Manifestación enfrente de la sede de Duro Felguera en Gijón celebrada el pasado enero. EFE

Duro Felguera está a la espera de que la SEPI tome una decisión sobre la segunda fase de su rescate, por 80 millones de euros, en la semana en la que vence la prórroga para que la empresa asturiana anunciara la incorporación de un socio industrial que asumiera parte de una ampliación de capital de 30 millones. El fondo de rescate del organismo baraja inyectar ese dinero sin necesidad de que el grupo de ingeniería incorpore a un nuevo accionista y sube un 30% desde el viernes de la semana pasada. Está en máximos desde mediados de mayo y este martes suma cerca de un 4%.

De 0,827 euros por acción a cerca de 1,08. Los accionistas de Duro Felguera tienen razones para estar contentos con la reciente evolución de los títulos, si bien el valor se ha convertido en una suerte de chicharro con altísima visibilidad y, todavía, con numerosas incertidumbres que han de resolverse. La compañía solicitó ayuda por 120 millones al fondo de rescate de la SEPI, controlado por el Ministerio de Hacienda, en agosto del año pasado, y el Gobierno se la concedió el pasado marzo.

DURO FELGUERA 0,96 -0,26%

Pero la empresa solo ha recibido 40 millones de la cantidad pactada, y en junio solicitó un aplazamiento del desembolso de los 80 millones restantes. Su objetivo es lograr un socio que asumiera más de la mitad de una ampliación de capital de 30 millones de euros. Pero la fecha marcada en el calendario es este jueves, y, aunque el grupo está negociando con varios socios industriales interesados en entrar en su capital, el tiempo corre.

La SEPI y la compañía negocian que el resto del dinero del salvamento se ejecute sin necesidad de que el socio entre ahora, como publicó CincoDías el pasado 24 de septiembre. Así se reduciría la presión sobre Duro Felguera, que contaría con un colchón para encontrar un inversor adecuado sin las ataduras de un cronómetro.

Las condiciones pactadas en un principio especifican que, si no hay un socio ya, el desembolso de todo el dinero se producirá a través de un préstamo participativo, en lugar de los 30 millones como capital social. Así lo comunicó la compañía el pasado marzo: "“En el supuesto de que no se hubiera hecho efectiva la entrada en el capital de un socio industrial privado (...) la aportación de 30 millones de euros se realizará íntegramente mediante un préstamo participativo”.

La decisión de solicitar una nueva prórroga para dar tiempo a que un socio desembarque en el capital al tiempo que la SEPI o de que esta entre ya y la compañía tenga margen para buscar un aliado estratégico aún no está tomada. Pero fuentes financieras aseguran que ahora mismo esta segunda opción es la que cuenta con más posibilidades. La empresa obtendría liquidez para operar y se liberarían los avales prometidos por las entidades financieras, que además reestructurarían su deuda.

La sindicatura de minoritarios

El pasado sábado 25 de septiembre se constituyo el sindicato de accionistas minoritarios (SAM), liderado por el abogado Eduardo Breña. Esta agrupación suma más de dos millones de títulos de Duro Felguera y está dispuesta a apoyar las decisiones del consejo de administración, incluso a remar para que el grupo de ingeniería asturiano logre un socio industrial a corto plazo, aunque antes reciba el apoyo de la SEPI.

El compromiso de permanencia en la compañía será, de entrada, de cuatro meses, aunque este periodo es renovable. La agrupación también ha fijado precios de salida al alza y a la baja que liberan a los sindicados para vender de sus acciones sin haber cumplido el mencionado periodo de permanencia. La iniciativa está abierta a todos los pequeños inversores de Duro Felguera, con la intención de ser copartícipes de las decisiones que adopte el consejo de administración.

Normas
Entra en El País para participar