Estrategias de inversión ante el riesgo de ajuste bursátil

La situación de mercado es ideal para evaluar si las inversiones de los clientes se ajustan a sus expectativas y perfil de riesgo

Estrategias de inversión ante el riesgo de ajuste bursátil pulsa en la foto

Los mercados financieros han entrado en una nueva fase. Las Bolsas, tras casi un año de fuertes subidas, empiezan ahora a dudar. Y en el mundo de los bonos, la futura retirada de estímulos monetarios causa sudores fríos a los inversores. Para colmo, hay dos invitados inesperados en este momento del ciclo: una inflación rampante y unas turbulencias en China que hacen recordar lo sucedido en el nefasto 2018, cuando todos los activos financieros se depreciaron en la recta final del año. Ante esta situación, ¿qué pueden hacer ahora los pequeños inversores? ¿Es momento de plegar velas o de mantener las apuestas? ¿Toca cambiar de estrategia?

El nerviosismo de los mercados ha estado muy ligado esta semana a la situación del gigante inmobiliario chino Evergrande, que está al borde de la quiebra. La compañía tiene unos pasivos de más de 300.000 millones de dólares (240.000 millones de euros) y algunos analistas han llegado a temer que su caída provoque un efecto dominó similar al que desató la quiebra de Lehman Brothers en 2008. Sin embargo, la comparación es exagerada ya que las autoridades chinas han tomado cartas en el asunto para evitar una quiebra descontrolada.“Evergrande tiene unos pasivos más sólidos de los que tenía Lehman Brothers, y el riesgo de contagio es mucho menor que el que tenía el banco”, apuntan desde Barclays.

Con todo, la inquietud por la situación de la compañía china y las dudas sobre la fiabilidad de las cuentas de las grandes firmas del país han servido de excusa para algunas ligeras correcciones en las Bolsas de todo el mundo. Iker Barrón, consejero delegado de la firma de asesoramiento Portocolom, explica que “hacía mucho tiempo que no veíamos varias sesiones consecutivas con la Bolsa americana corrigiendo. Pero tampoco hay que asustarse, porque la caída desde máximos fue de solo el 4% y ya ha recuperado buena parte”.

Los expertos consultados consideran que el mercado bursátil seguirá durante los próximos meses aún en una fase lateral y ven improbable que se produzca una severa corrección, dado que los estímulos monetarios siguen en marcha y la mayoría de los países están registrando una fuerte recuperación de sus economías.

Desde el equipo de análisis del banco británico HSBC, consideran que a pesar del repunte de la volatilidad, la renta variable sigue siendo la mejor apuesta. “Los mercados han tenido algunas sesiones muy pesimistas, pero creemos que hay que seguir sobreponderando la Bolsa sobre otros activos”, apuntan. Con todo, el runrún persiste en el mercado. “Tras esa aparente calma en la superficie, las aguas más profundas comienzan a estar algo más revueltas. Y son muchos los inversores que andan con la mosca tras la oreja”, reconoce Barrón.

En una entidad de banca privada reconocen que llevan todo septiembre tratando de calmar a clientes preocupados porque llegue una corrección más severa. Añaden que el contexto actual del mercado es idóneo para hacer una revisión de cuál es la composición de la cartera de inversiones. Y evaluar si se ajusta a las preferencias y objetivos del inversor. “Estas pequeñas caídas creo que son idóneas para repensar la planificación de cada uno y la asignación de activos. Cuando llegan las caídas fuertes ya no se puede hacer. Es el momento de preguntarse sinceramente qué haríamos si las Bolsas cayeran un 10%, un 20% o un 30%, y si estamos preparados para aguantarlo”, afirman.

Desde el neobanco Myinvestor, propiedad del grupo Andbank, comparten esta visión. Su director de inversiones, Ignasi Viladesau (que ha pasado por JP Morgan, Pimco y BlackRock) explica que “numerosos estudios demuestran que intentar adivinar cuándo entrar y salir del mercado es más peligroso que mantener las inversiones. Por eso, defendemos mantener una estrategia de compras periódicas, independientemente de que el mercado suba o baje”.

Viladesau también recuerda que un inversor que está en Bolsa se no se debería asustar de que el mercado suba o baje un 4% en un mes. “Es un funcionamiento normal del mercado. Además, hay que tener en cuenta que el S&P500 no ha tenido una caída desde máximos del 5% desde octubre de 2020”.


Compañías de calidad

El equipo de gestión de activos de Bankinter también considera que es improbable que vaya a haber próximamente una fuerte corrección. Javier Turrado, director comercial de esta división, considera que “el mercado irá dando oportunidades de compra en las próximas semanas porque hay mucha liquidez pendiente de entrar en activos de riesgo”. A su juicio, durante el trimestre será interesante incrementar la exposición bursátil “poniendo el foco en el sector de la tecnología, el consumo discrecional, las compañías industriales, la industria automovilística y las financieras”.

Uno de los grandes temas de inversión durante todo el año ha sido la rotación entre sectores. Cuando se aprobaron las primeras vacunas y se empezó a atisbar la recuperación económica, aquellas industrias más ligadas al ciclo económico se revalorizaron con fuerza, dejando atrás al sector tecnológico. Ahora, cuando parece que en muchos países la recuperación ha alcanzado la velocidad punta, las aguas vuelven a su cauce y vuelve a haber un equilibrio entre diferentes estrategias de inversión.

Para Juan Pablo Calle, selector de fondos de Rentamarkets, la rotación entre sectores ha marcado mucho los mercados en los últimos meses, pero cree que habría que dejar a un lado las modas y valorar qué compañías lo pueden hacer bien en los próximos años. “En la situación actual tenemos preferencia en invertir en fondos con un signo de crecimiento y en empresas de alta calidad”.

El consejo vale también para China. La Bolsa del gigante asiático lleva seis meses de capa caída. El caso Evergrande ha sido la puntilla, y sus principales índices se dejan más de un 20% desde máximos. Sin embargo, los expertos recuerdan que hay algunas empresas chinas de máxima calidad, que a los precios actuales son una excelente oportunidad de inversión. “Nosotros hemos aprovechado las correcciones para incrementar nuestra posición en algunas compañías chinas”, explica Miguel Jiménez, gestor del fondo Renta 4 Nexus.

“Alibaba y Tencent son líderes en sectores donde esperamos crecimientos importantes en los próximos años. Además, si comparamos a estas compañías que operan mayoritariamente en China con las mejores compañías de Estados Unidos vemos que en muchos vectores, están a la par sino por delante en términos de servicios prestados a los clientes y de rentabilidad”, apunta el gestor, que recuerda que en la última década sus resultados han crecido a una tasa del 35% anual.

En la parte de renta fija, los gestores son conscientes de que las rentabilidades van a seguir siendo bajas. Pablo Calle, de Rentamakets, sigue siendo optimista con los fondos que invierten en bonos de alto rendimiento y los de países emergentes porque “seguirán aportando retorno”. También defiende la importancia de tener en cartera bonos ligados a la inflación para combatir las subidas de precios. Además, considera que invertir en compañías de servicios y de infraestructuras también es una forma de protegerse frente a la subida del IPC.

Normas
Entra en El País para participar