La escasez de microchips hunde la producción de vehículos un 25,3% en comparación con 2019

Se han producido un total de 1,4 millones de unidades en el conjunto del año

Planta de Ford en Almussafes (Valencia).
Planta de Ford en Almussafes (Valencia).

La producción de vehículos en España durante los ocho primeros meses del año se ha hundido un 25,3% debido a la escasez de microchips en el mercado que ha obligado parones en las plantas. Según detalla la patronal Anfac, esta caída es comparación con los datos de 2019, que por ser el año previo a la pandemia es el último comparable con lo que sería un periodo normal.

De hecho, Anfac detalla que en comparación con los datos de 2020, la producción registra un aumento del 11%, debido a que el ritmo de producción se vio condicionado por el cierre temporal de las fábricas a causa del Covid-19. 

La patronal de fabricantes señala que en el mes de julio se fabricaron un total de 140.625 unidades, lo que supone un retroceso del 41% respecto del mismo mes de 2020 y de un 42,5% menos si se compara con el mismo periodo de 2019. El mes de agosto registró una tendencia similar, con una caídadel 39% en comparación con 2019 y del 15,5% respecto al octavo mes de 2020, sumando un total de 68.038 unidades producidas en agosto.

Y es que, aunque la producción durante los meses de julio y agosto suele ser más baja que en otros meses por el periodo estival, en 2021 el principal condicionante es la falta de aprovisionamiento de microchips. En el conjunto del año se registra un aumento del 11% frente al año anterior, pero este incremento solo responde a que en 2020 las fábricas estuvieron paradas durante dos meses y medio. En los últimos cuatro meses, el ritmo de crecimiento contra 2020 se ha reducido en 28 puntos porcentuales, un reflejo del impacto que el desabastecimiento de semiconductores está causando en el sector de la automoción.

“Nos encontramos en un difícil contexto para el sector de la automoción, no solo en España sino también en Europa. El desabastecimiento de los microchips en todo el mundo está provocando un fuerte efecto en cadena que afecta gravemente a la producción y al abastecimiento de nuevos vehículos. Lo que parecía un desequilibrio coyuntural se ha convertido en el escenario para los próximos 10 o 12 meses, al menos", señaló a través de un comunicado el director general de Anfac, José López-Tafall.

En este escenario,  las fábricas españolas se han visto obligadas a paralizar líneas de producción y a realizar ajustes en los turnos, en función del abastecimiento de microchips. Según las previsiones de los fabricantes, el ritmo de fabricación de estos componentes no se ajustará a la demanda del sector de automoción al menos hasta finales del primer semestre de 2022.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos y todoterrenos, en comparación con el mismo periodo de 2020, ha sufrido un retroceso del -43,7%, en el mes de julio, con 105.838 unidades, y del -16,9% en el mes de agosto, con 52.399 unidades. De igual manera, la producción de vehículos comerciales e industriales registra caídas tanto en el mes de julio (-30,9%), con 34.787 unidades, como en el mes de agosto (-10,1%), con 15.639 unidades.

Normas
Entra en El País para participar