El Gobierno suprimirá a partir de octubre la prestación extraordinaria para autónomos

141.000 trabajadores por cuenta propia se beneficiaron de la ayuda en agosto

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Europa Press

El Gobierno ha propuesto a los agentes sociales suprimir la prestación por bajos ingresos para autónomos a partir del 1 de octubre, según explicaron este miércoles fuentes de la negociación a este periódico. En agosto, esta ayuda la percibieron 141.000 personas.

El Ejecutivo sí mantendrá, no obstante, la prestación para “quienes tienen suspendida su actividad, para los autónomos de temporada con bajos ingresos y para quienes pueden acceder a la prestación de cese ordinario compatible con la actividad por reunir los requisitos de carencia de cotización”, matizaron en Seguridad Social.

“Hemos trasladado al Gobierno que no aceptamos su propuesta de suprimir la prestación extraordinaria desde octubre. Dejaría sin prestación al 80% de los 226.000 autónomos que hoy la cobran”, se quejó el presidente de ATA (la Asociación de Trabajadores Autónomos), Lorenzo Amor, en su cuenta personal de Twitter.

El Gobierno indicó que la economía está ahora “en un contexto distinto, de fuerte crecimiento y de levantamiento de restricciones” y que la prioridad del Ejecutivo es la formación de las personas que actualmente se encuentran en ERTE (Expedientes de regulación temporal de empleo), para incrementar sus conocimientos y habilidades y así facilitar su reinserción en el mercado de trabajo. Actualmente, según cifras facilitadas por Seguridad Social, hay 220.000 autónomos protegidos, cantidad apenas inferior al del número de personas en ERTE, que a mitad de septiembre rondaba las 250.000.

“Lo que proponemos es que el grueso de ellos [de los autónomos] pase a recibir ayudas en forma de exoneraciones para apoyar el mantenimiento de la actividad”, explicaron desde Seguridad Social. En la reunión del martes, el Gobierno propuso unificar las exoneraciones para los ERTE por impedimento en el 100%, pero reducirlas para los ERTE por limitación. En este caso, las exoneraciones pasan del 75% (como estaban en septiembre con el anterior Real Decreto pactado en mayo) al 50% para las compañías con más de 50 empleados; y del 65% al 40% para empresas más grandes.

Hoy, el Ejecutivo volverá a reunirse con los agentes sociales con la aspiración de aprobar la prórroga de los ERTE, cuyo esquema actual caduca a fin de este mes.

Normas
Entra en El País para participar