Enel lanza Gridspertise, su vehículo para acelerar la digitalización de las redes de distribución

Incorporará las tecnologías más avanzadas del grupo y ofrecerá a terceros soluciones para digitalizarse, como contadores digitales

Francesco Starace, consejero delegado de Enel, en una imagen de archivo.
Francesco Starace, consejero delegado de Enel, en una imagen de archivo.

Enel da un paso más en la carrera para liderar la transición energética. La eléctrica italiana lanza hoy Gridspertise, una nueva empresa que actuará como una aceleradora en la digitalización de las redes de distribución. Así, Gridspertise proporcionará tanto a las empresas del grupo como a distribuidoras de cualquier parte del mundo las tecnologías más innovadoras y eficaces que posee la energética italiana con el objetivo de acelerar el desarrollo de redes inteligentes y avanzar así en la transición verde.

Se trata de un movimiento estratégico por el que Enel incorporará todas sus tecnologías y soluciones digitales en la nueva compañía y las ofrecerá a terceros. De esta forma, Gridpertise abrirá las herramientas del grupo a distribuidoras más pequeñas que no tengan la capacidad del gigante italiano para transformar las redes de distribución en infraestructuras modernas e incluso a compañías de la competencia, dado que el objetivo de la eléctrica es transformar el sector.

Según destaca Gridspertise, las soluciones están diseñadas por distribuidores de electricidad para distribuidores de electricidad con el objetivo de desarrollar redes inteligentes en todo el mundo. Y es que, dado que la tendencia en todos los mercados geográficos en los que opera Enel es la descarbonización y la generación basada en fuentes renovables, la red necesita modernizarse para poder gestionar los flujos de energía que no son constantes, ya que dependen de las condiciones meteorológicas.

“Esta empresa nace de la apuesta de Enel por la digitalización de las redes. Queremos llegar con máxima velocidad a la descarbonización completa de la industria y eso tiene un impacto importante en las redes de distribución. En este escenario de generación dinámica con flujos de energía que cambian en cada momento la red tiene que reaccionar en tiempo real para asegurar la máxima disponibilidad a los clientes. Y para ello se tiene que digitalizar. Ese es el gran reto”, explica Robert Denda, consejero delegado de Gridspertise a CincoDías.

Para ello, la compañía ofrecerá una cartera de productos y servicios que se basan en tres grandes líneas: contadores inteligentes, digitalización de la infraestructura de la red y digitalización de las operaciones de campo.

Impulso a distribuidoras y clientes finales

Por un lado beneficiará a las distribuidoras de menor tamaño que no tienen la capacidad de realizar desarrollos propios para adaptarse a la trasformación digital de la red. Por otro lado, los clientes también tendrán ventajas. En ese sentido se beneficiarán de un suministro eléctrico más fiable y podrán hacer un consumo más eficiente, ya que tendrán la posibilidad de controlar de los datos. Igualmente, a través de los contadores y las redes inteligentes facilitará que puedan participar en el mercado energético, integrando el almacenamiento estacionario individual o participando en esquemas de agregación con sus vehículos eléctricos.

“Es necesario tener la información de lo que ocurre en la red en tiempo real y por ello vamos a entrar en una etapa de aceleración necesaria en la digitalización de la red. Lo que queremos es ayudar a todo el sector a avanzar en esta dirección”, asegura Denda.

Los mercados objetivo incluyen Europa y América Latina, comenzando por los países en los que el grupo Enel ya tiene una fuerte presencia, y expandiéndose hacia América del Norte y Asia-Pacífico, donde la inversión en redes inteligentes impulsará los proyectos de actualización de la infraestructura en un futuro próximo. Según los datos proporcionados por la empresa, la previsión es que a nivel global se triplique la inversión en redes de distribución y se pase de una inversión de 260.000 millones anuales a 800.000 millones.

“Disponer de redes inteligentes fiables y flexibles es primordial para lograr los objetivos de descarbonización y electrificación profunda e ir preparando el camino hacia nuestros objetivos de cero emisiones”, señala el consejero delegado de Enel, Francesco Starace.

Enel es un gigante a nivel mundial que acumula más de 20 años de experiencia en el desarrollo de soluciones digitales en redes de distribución y cuenta con 74 millones de clientes, 44 millones de contadores inteligentes activos, 2,2 millones de kilómetros de redes de transporte y distribución de electricidad.

Normas
Entra en El País para participar