Meliá pacta con BBVA condiciones preferentes de crédito para sus hoteles franquiciados

En la actualidad cuenta con 50 inmuebles en ese régimen, un 15,5% del total, y sumará otros 6 en los próximos trimestres

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá, y Carlos Ruiz Escudero, director regional de la Zona Este de BBVA.
Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá, y Carlos Ruiz Escudero, director regional de la Zona Este de BBVA.

Meliá, la primera hotelera española, insiste en su cambio de estrategia hacia un modelo que prioriza desprenderse de los hoteles en propiedad. De los 322 inmuebles que opera en la actualidad, solo tiene 37 en propiedad y el resto se divide entre gestión (129), alquiler (106) y franquicia (50). Y la brecha entre ambos modelos seguirá creciendo en los próximos trimestres. Buena prueba de ello es el acuerdo firmado esta mañana entre Meliá y BBVA, mediante el cual la entidad financiera facilitará a potenciales franquiciados de Meliá el acceso a financiación con condiciones preferentes para la cobertura de necesidades de tesorería.

“El acuerdo se fundamenta en la confianza que Meliá y la fortaleza de su modelo de comercialización y su plataforma de ventas ofrecen a las entidades financieras”, recalcó el consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer. En su opinión, las condiciones preferentes de financiación son fundamentales para afrontar un proceso de inversión en inmovilizado de hotel o reposicionamiento de activos, o necesidades operativas que permitan reforzar su competitividad en el nuevo entorno post-Covid.

“Se trata de un modelo muy atractivo, especialmente para hoteles con mucha dependencia de la turoperación y con un grado bajo de digitalización que han han sufrido de manera muy significativa la paralización del turismo durante la pandemia”, ha señalado María Zarraluqui, directora de Expansión de Meliá, haciendo referencia a los miles de hoteles que sufrieron en primer lugar la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, posteriormente el auge de las agencias online como Booking o Expedia y en tercer lugar el declive del turoperador alemán TUI, rescatado hasta cuatro veces por el Gobierno alemán.

Melia ofrece dos modelos de franquicia a los hoteles independientes: adoptando una de las marcas de Meliá o bien manteniendo su identidad bajo el sello de Affiliated By Meliá. El hotelero también puede optar porque el hotel sea operador por el gigante hotelero o mantener su propio modelo. En cualquiera de los dos casos pueden hacerlo a través de la plataforma de distribución de Meliá, que cuenta con 14 millones de clientes.

Carlos Rodríguez Escudero, Director Regional Este de BBVA, destacó que el convenio "reafirma el compromiso que tiene BBVA con el sector de las franquicias en España, poniendo al servicio de los franquiciados de Meliá todas las facilidades y el asesoramiento necesario para poner en marcha sus proyectos”.

Normas
Entra en El País para participar