Sabadell excluye del ERE a empleados de entre 50 y 55 años, mayores de 63 y la alta dirección

El banco identifica 13.346 empleados que optan a entrar en el proceso

Oficinas de Banco Sabadell en Barcelona
Oficinas de Banco Sabadell en Barcelona Getty

Sabadell ya tiene identificado al grupo de empleados que podría entrar en el ERE que provocará la salida de 1.936 trabajadores.  Durante la mañana de hoy se ha celebrado la primera reunión formal entre representantes de la entidad y los sindicatos para negociar el despido colectivo. En ese encuentro Sabadell ha comunicado el alcance del proceso y sus argumentos para llevarlo a cabo y ha detallado que la plantilla potencialmente afectada asciende a 13.346 empleados.

De esta forma, quedarán excluidos del ERE las personas con contrato temporal, las que se encuentren en situación de excedencia, el personal de la alta dirección, la dirección general y los trabajadores de fuera de España. Tampoco afectará a los empleados que se ubiquen en el rango de edad de entre 50 y 55 años ni a los mayores de 63 años, detalla fuentes sindicales.

Sabadell ha explicado que el criterio preferente para formar parte de las salidas será la adscripción voluntaria, pero en caso de no cubrir las plazas que el banco ha establecido como objetivo se aplicarán ciertos criterios para seleccionar las salidas. En caso de no llegar a la cifra necesaria, el banco aplicará el criterio de la menor valoración en el desempeño del trabajador en los últimos tres años (2018, 2019 y 2020). En caso de igualdad se aplicarán otros criterios como la productividad comercial en los últimos tres años, la formación exigible, la menor polivalencia funcional, la idoneidad para el desempeño del puesto de trabajo y el potencial de desarrollo.

En las últimas semanas, los sindicatos vienen reclamando la voluntariedad en el ERE y ofrecer alternativas como prejubilaciones y jubilaciones anticipadas, recuperar trabajos externalizados, recolocar personas en empresas del grupo, teletrabajo, excedencias voluntarias incentivadas o un reajuste de salarios en la alta dirección.

Por su parte, Sabadell ha trasladado que está abierto a la negociación, pero ha venido recordando el contexto de necesidad en el que se mueve para lograr ser un banco sostenible. De momento, el banco ha rechazado la mayoría de las propuestas por considerarlas inviables, aunque se ha abierto a valorar posibilidades que permitan reducir el número de empleados que se vea afectado. En cuanto al plan de recolocaciones, el banco estima que es una medida insuficiente, ya que solo afectaría a 60 trabajadores de los 1.936 que se plantean en el ERE.

La próxima reunión formal está fijada para el próximo miércoles 22 de septiembre. Será la segunda de un total de nueve repartidas entre los meses de septiembre y octubre para llegar a un acuerdo dentro de los plazos de tiempo legalmente establecidos.  Aunque la última reunión está fijada para el 15 de octubre, desde los sindicatos recuerdan que el periodo legal puede ser prorrogado en el tiempo en caso de que la representación sindical y el banco no lleguen a un acuerdo.

Normas
Entra en El País para participar