Las nucleares advierten de que no podrán seguir funcionando si se reduce su retribución

El sector considera que ya carga con una "excesiva presión fiscal"

Exterior de la central nuclear de Almaraz..
Exterior de la central nuclear de Almaraz..

El sector nuclear fue el primero que mostró ayer su "rechazo" al real decreto ley aprobado por el Gobierno con nuevas medidas para abaratar el recibo eléctrico. Foro Nuclear, la patronal de esta industria, advirtió de que las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo "ahondan aún más en la penalización a la generación eléctrica de origen nuclear", "aun siendo de aplicación temporal".

En este sentido, rechazó que se actúe sobre la retribución del CO2 no emitido del mercado eléctrico. La asociación consideró que si se aplica a la energía nuclear en los términos que plantea el Ejecutivo, unido a la "excesiva presión fiscal actual", abocaría al cese de la actividad de todo el parque nuclear.

Foro Nuclear avisó así de que si la norma se aprobase así, el precio de venta real de la generación eléctrica nuclear, una vez minorado el precio del CO2, no debería ser inferior a 57-60 euros el megavatio hora (MWh) con el nivel impositivo actual. De no ser así, indicó que sería imposible la continuidad de las centrales nucleares españolas. "De haber estado en vigor este proyecto de ley no se hubiera solicitado la renovación de las autorizaciones de explotación de nuestras centrales. Si entrara en vigor, la ley no debería aplicarse de forma retroactiva", avisó.

En opinión de su presidente, Ignacio Araluce, el cese anticipado de la tecnología de generación que más electricidad produce en España y que más emisiones de gases de efecto invernadero evita conduciría a un cierre desordenado de la generación nuclear, y a la consiguiente pérdida de puestos de trabajo y tejido industrial, a una mayor dependencia energética del exterior y a un incremento de la volatilidad del precio en el mercado mayorista. "Impediría igualmente el cumplimiento de los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), especialmente en la reducción de emisiones de CO2", argumentó Araluce.

Por su parte, la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec) rechazó anoche también el nuevo paquete de medidas aprobado por el Gobierno, al considerar que son actuaciones "intervencionistas" que van en contra de las compañías eléctricas y crean inseguridad jurídica.

La patronal eléctrica instó al Ejecutivo a buscar soluciones "verdaderamente eficaces" que protejan de la volatilidad diaria a los consumidores acogidos a la tarifa regulada o PVPC, además de volver a señalar al gas como principal responsable de la escalada del precio de la electricidad en el mercado mayorista.

Sobre las últimas medidas presentadas por el Ejecutivo, Aelec denunció que penalizan de forma injusta a un sector "absolutamente comprometido" con la electrificación y descarbonización de la sociedad, el desarrollo territorial y el empleo, así como la protección de los colectivos vulnerables.

Reforma del PVPC

Respecto a la medida que recorta los beneficios extraordinarios que obtienen las centrales de generación hidráulica y nuclear por los altos precios del gas, aseguró que es "injusta y desacertada", ya que tiene un enorme impacto en la estabilidad de un sector que ni es responsable de esta situación ni se está beneficiando de ella. Por ello, pide llevar a cabo una reforma de la tarifa regulada (PVPC), como en países del entorno, para evitar que los consumidores estén expuestos a la volatilidad del mercado eléctrico.

La patronal recuerda que las eléctricas tienen vendida a plazo el 100% de su producción de base de 2021 y el 75% de 2022 desde hace meses, por lo que no se están beneficiando del aumento de precios.

Normas
Entra en El País para participar