El Ibex recupera los 8.800 y lidera las alzas en Europa

El selectivo español rebota el 1,39%, aupado por Iberdrola y los grandes bancos

Bolsa
Parqué de la Bolsa de Nueva York. EFE

La semana ha arrancado con alzas en las Bolsas europeas, que recuperan parte de lo perdido los últimos días. El Ibex ha liderado las subidas entre los principales índices del continente y ha ganado en la sesión el 1,39%, hasta cerrar en los 8.816,10 puntos, aupado por los grandes valores. Logra así recuperar el nivel de los 8.800 que perdió la semana pasada, en una sesión sin grandes referencias y con un mercado pendiente de los indicadores que se conocerán en los próximos días

Dentro del Ibex, los mayores avances son para ACS, que sube el 4%. Colonial sube un 3,93% gracias a un informe positivo de Morgan Stanley, aunque ha llegado a ganar el 8%. Solaria gana alrededor del 3% y Repsol suma el 3,52% al calor de la subida de los precios del petróleo. Entre las pérdidas destaca PharmaMar con una caída del 1,93%. Aunque los grandes artífices de la subida del Ibex han sido Iberdrola, Santander y BBVA, valores con fuerte peso en el selectivo y que se han anotado alzas respectivas del 1,84%, 2,33% y 1,76%.

Según recuerdan desde Link Securities, el temor a que la variante Delta afecte a la recuperación económica, la elevada inflación, las cada vez más probabilidades de retirada de estímulos y las tensiones políticas son factores que "han provocado un giro de 180 grados en el sentimiento de los inversores". La corrección es una posibilidad cierta, más aún a la vista del rally sin descanso que suma Wall Street, que este año aún no ha registrado una corrección de al menos el 5%. Sin embargo, los mercados apuestan hoy por las compras, en ausencia de grandes referencias y tras las pérdidas de la pasada semana, prueba de que la abundancia de liquidez sigue sosteniendo a la renta variable después de cada tropiezo.

A partir de mañana, la semana está repleta de importantes datos económicos de EE UU y China. En el gigante asiático se publicarán el miércoles las ventas minoristas y producción industrial. Los analistas temen que muestre una nueva desaceleración en la segunda economía más grande del mundo. Por su parte, y tras caer durante gran parte de la sesión, la Bolsa de Tokio subió finalmente un 0,22% después de que las esperanzas de estímulo bajo un nuevo liderazgo político fueran el contrapeso en una jornada en la que pesó la caída del sector automotor.

En EE UU, mañana se sabrá la lectura del IPC de agosto. Se espera que la inflación subyacente disminuya un poco, hasta el 4,2%, mientras que las ventas minoristas el jueves podrían mostrar otra disminución. Serán nuevas referencias para calibrar el impacto de la variante delta del coronavirus en la economía de EE UU y con las que apuntar a la decisión que pueda tomar la Reserva Federal de EE UU en su reunión de los próximos 21 y 22 de septiembre. En todo caso, la expectativa de anuncio de tapering en esa cita, muy viva en el mes de agosto, se ha enfriado en las últimas semanas y retrasado a noviembre.

De su lado, Wall Street, que ha sufrido su peor racha desde febrero por las dudas sobre la resistencia de la recuperación económica mundial, arranca hoy con subidas del 0,6% en el Dow Jones. El S&P está en tablas y el Nasdaq, con ligeras pérdidas.

Por otro lado, los informes de que los demócratas estadounidenses estaban considerando propuestas para aumentar los impuestos a las corporaciones y los ricos, aunque no son exactamente nuevos, podrían sembrar cautela entre los inversores. Asimismo, a las preocupaciones sobre la represión regulatoria de China se sumó un informe de FT de que Beijing tiene como objetivo romper Alipay, la aplicación de pagos enormemente popular propiedad de Ant Group de Jack Ma.

"Los mercados globales están obsesionados con el momento de la reducción gradual de las compras de activos por parte de los bancos centrales, particularmente la Fed", dijeron analistas de ANZ en una nota. "Eso no es sorprendente, dado el apoyo que la liquidez adicional ha proporcionado a las acciones y los activos en general", añaden. La tensión solo aumentará antes de la próxima reunión de la Fed del 21 al 22 de septiembre.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo siguen subiendo apoyados por los crecientes signos de escasez de suministro en los Estados Unidos como resultado del huracán Ida. Sobre tres cuartas partes de la producción de petróleo en alta mar del Golfo de Estados Unidos ha permanecido detenida desde finales de agosto. El petróleo Brent, de referencia en Europa, se ha subido un 0,84% hasta los 73,53 dólares el barril. El crudo estadounidense Texas sube el 1,4% hasta los 73,80 dólares el barril. Su alza se ha visto además favorecida por el informe mensual de la OPEP, que prevé más demanda de crudo este año y el próximo, cuando se superará el nivel de consumo previo a la pandemia.

 

 

Normas
Entra en El País para participar