Telefónica pacta un modelo de retorno post-Covid con un 60% de teletrabajo

Quiere un proceso de adaptación al modelo de trabajo en remoto que se fijó en el convenio

Telefónica pacta un modelo de retorno post-Covid con un 60% de teletrabajo

Telefónica España ha establecido un modelo de retorno a los centros de trabajo tras las restricciones fijadas para hacer frente a la pandemia, marcado por el teletrabajo. Así, la Comisión de Seguimiento del Covid-19 aprobó ayer un calendario que establece que, a partir del próximo 27 de septiembre, dejarán de ser necesarios los turnos rotativos semanales, que combinan teletrabajo y presencia en la oficina en semanas alternas.

Bajo este modelo, la plantilla comenzará a asistir todas las semanas a la oficina, aplicando de manera excepcional, una flexibilidad semanal hasta el 60%. Esto supone la posibilidad de teletrabajar hasta tres días, y acudir a la oficina al menos dos días.

La operadora ha puesto en marcha un sistema que facilita la transición hacia el modelo de teletrabajo acordado en la prórroga del II Convenio de Empresas Vinculadas (CEV), que incluyó la posibilidad de trabajar en remoto un 40% de la jornada.

Además, los profesionales incluidos en el modelo de SmartWork, acordado en el citado CEV, también deberán acudir a las oficinas todas las semanas. Según se indica en el modelo de retorno, realizarán una gestión responsable de la flexibilidad que ofrece esta medida, priorizando las necesidades de sus clientes, su actividad y las dinámicas de relación, colaboración y coordinación con compañeros y equipo. “Asimismo, desde este momento y con carácter previo al 27 de septiembre, tendrán la facilidad de asistir semanalmente a las oficinas sin necesidad de mantener los turnos establecidos”, explica.

La Comisión de Seguimiento del Covid-19 de Telefónica actualizó algunas de las medidas de prevención, como la necesidad de mantener 1,5 metros de distancia de seguridad. Además, recordó que la presencia de los dos días semanales en las oficinas deberá estar distribuida de manera homogénea en cada equipo de trabajo.

Bajo este modelo, los profesionales de más de 60 años, así como aquellos con personas dependientes a su cargo, estarán inicialmente excluidos de retornar a las oficinas, mientras que los empleados con hijos que cursen hasta cuarto de la ESO y que se encuentren en cuarentena, podrán trabajar en el domicilio durante ese período.

Normas
Entra en El País para participar