Telefónica readapta su dirección y nombra a Mark Evans responsable de Estrategia

Crea la dirección de Estrategia y Desarrollo

Refuerza a Eduardo Navarro y cambia las funciones de Chema Alonso

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica ha introducido nuevos cambios en su estructura directiva para adaptarse a la transformación digital. La Comisión de Nombramientos y Retribuciones ha aprobado en su reunión ordinaria de hoy la puesta en marcha de la nueva dirección de Estrategia y Desarrollo, “con el objetivo de liderar el proceso de transformación tecnológica e impulsar la consolidación de la nueva Telefónica”.

En un comunicado, la teleco señala que, al frente de esta área estará Mark Evans, ex CEO de O2, que vuelve a recuperar peso en la compañía, manteniéndose en el comité ejecutivo. La compañía ha destacado que Evans ha logrado hitos como el crecimiento de los beneficios de O2 en Reino Unido durante cinco años consecutivos, "logrando la mejor experiencia de cliente y contribuyendo así al éxito de la reciente fusión con Virgin Media, la mayor operación corporativa en la historia de la operadora".

La teleco explica que el área de Estrategia y Desarrollo engloba las competencias en materia de estrategia, M&A y digitalización, críticas para afrontar los desafíos del futuro. Al frente de la estrategia corporativa continúa Luis Rivera, Juan Azcue mantiene sus responsabilidades en M&A y Chema Alonso, Chief Digital Officer de Telefónica en los últimos años, pasará a dirigir Innovación, Data, Plataformas y Productos y Servicios Digitales.

Evans absorbe la dirección de Estrategia Corporativa, que hasta ahora dependía de Eduardo Navarro, y la de Desarrollo Corporativo, que dependía de Laura Abasolo, directora de Finanzas y Control, número tres de la dirección de Telefónica. Evans ha sido un hombre de confianza de José María Álvarez-Pallete, desde su nombramiento como CEO de O2 en el verano de 2016, en un momento de fuerte sacudida en la filial británica, tras la decisión de la Comisión Europea de bloquear la venta de esta división a Hutchison.

Chema Alonso, responsable en los últimos tiempos del área de Cliente Digital, seguirá formando parte del comité ejecutivo de Telefónica, si bien reportará a Mark Evans a partir de ahora. Hasta ahora dependía directamente del consejero delegado, Ángel Vilá.

Además, Telefónica refuerza a Eduardo Navarro, que liderará el área de Asuntos Públicos y Sostenibilidad, con máxima responsabilidad sobre áreas multidisciplinares como Relaciones con Inversores, Comunicación, Marketing Institucional, Marcas, Patrocinio. También será responsable de la estrategia global de Relaciones Institucionales y Ética y Sostenibilidad Corporativa, integrando y gestionando los activos intangibles de la compañía y reforzando fuertemente su compromiso con la sostenibilidad.

“Seguimos reimaginando el futuro de Telefónica porque sabemos hacia dónde apunta el futuro. Telefónica es una compañía ambiciosa, llena de oportunidades, responsable y sostenible. Nuestro Plan de Acción ha demostrado una gran eficacia para interpretar y liderar el futuro. La nueva estructura organizativa es un acelerador en la transformación de Telefónica para aprovechar todas las oportunidades que ofrece esta cuarta revolución industrial que atravesamos y consolidar una compañía con unidades de tecnología punteras, que crezcan con ímpetu y compitan cara a cara con los mejores a nivel mundial, mejorando la eficiencia y alcanzando la excelencia operativa para dar siempre el mejor servicio a sus clientes. Telefónica es el punto de encuentro del mejor talento”, ha señalado Pallete.

Normas
Entra en El País para participar