Así es el coche eléctrico que Volkswagen fabricará en España

El consorcio alemán aspira a producir medio millón de unidades en Martorell (Barcelona)

Ralf Brandstatter, consejero delegado de la marca Volkswagen, en el Salón Internacional del Automóvil de Múnich. Ver fotogalería
Ralf Brandstatter, consejero delegado de la marca Volkswagen, en el Salón Internacional del Automóvil de Múnich. Reuters

España está a punto de adjudicarse producción de los modelos eléctricos pequeños de las marcas Volkswagen, Cupra y Skoda. Es cuestión de tiempo que el consorcio automovilístico alemán lo haga oficial y la decisión estaría pendiente de las ayudas a recibir del Gobierno a través del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC).

La compañía ha avanzado en el Salón Internacional del Automóvil de Múnich (Alemania) un prototipo de crossover eléctrico compacto, el ID.Life, que vislumbra cómo será el modelo definitivo que aspira a fabricar en la planta de Seat en Martorell (Barcelona) o en la de Volkswagen en Pamplona.

Seat tiene la ambición de producir más de 500.000 coches eléctricos urbanos en Martorell con el fin de liderar la electrificación de la industria de la automoción española. “Tenemos la ambición y la capacidad de fabricar 500.000 coches eléctricos (en Martorell), pero la decisión la tendremos que tomar de aquí a final de año”, ha recalcado el presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, en un encuentro con periodistas españoles en el marco de la presentación del Cupra UrbanRebel Concept.

El propio consejero delegado del grupo, Herbert Diess, ya adelantó a principios de julio que España podría convertirse en un “pilar estratégico” de la hoja de ruta eléctrica de la multinacional. "Es muy probable que los modelos eléctricos pequeños de Cupra, Skoda y de la marca Volkswagen se fabriquen en España, pero no está decidido todavía", ha asegurado un portavoz del fabricante.

“Estamos dispuestos a establecer toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica en el país, incluida la producción de vehículos eléctricos, así como sus componentes, y una nueva fábrica de baterías del grupo. Dependiendo del contexto general y del apoyo por parte del sector público, a partir de 2025 la familia Small BEV podría fabricarse en España”, indicó en su día. En este sentido, Griffiths avanzó ayer que, de momento, no habrá un Seat 100% eléctrico y que será Cupra la responsable de sacar al mercado el primer vehículo cero emisiones de la compañía. La firma española continuará centrada así en modelos híbridos enchufables en lo que respecta a electrificación.

“Estamos avanzando muy bien en el proyecto de electrificación, que es también un proyecto de país. Sabemos qué coche queremos hacer, muy similar al que presentamos hoy (ayer), que se lanzará a partir de 2025 y que será Cupra. Seat será además la responsable de desarrollar modelos para diferentes marcas del grupo Volkswagen en Martorell”, explicó el directivo británico.

Democratizar la movilidad

La compañía reivindicó en el salón alemán, el primero que abre al público tras el estallido de la pandemia, que con el ID.Life acelera la transición hacia la movilidad eléctrica bajo su estrategia Accelerate.

“El prototipo proporciona una visión previa de un modelo de la gama ID. en el segmento de los coches pequeños que será lanzado en 2025, con un precio en el entorno de los 20.000 euros. Esto significa que estamos haciendo la movilidad eléctrica accesible para más personas”, señaló Ralf Brandstätter, consejero delegado de la marca Volkswagen.

El ID. Life está basado en una variante más pequeña, especialmente diseñada para el segmento de coches pequeños, de la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) de Volkswagen. Así, es la primera vez que un vehículo concebido sobre la base de la MEB se equipa con tracción delantera.

Con su motor eléctrico de 234 caballos de potencia, acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, mientras que su batería de alta tensión con una capacidad energética de 57 kWh permite alcanzar una autonomía de unos 400 kilómetros según el ciclo de pruebas WLTP. “El ID. Life emuestra una vez más la flexibilidad única de la plataforma MEB, que es adecuada para coches de todos los tipos, desde coches compactos hasta monovolúmenes de siete plazas”, indicó Thomas Ulbrich, miembro del Consejo de Dirección de Volkswagen para Desarrollo.

Ecosistema eléctrico

El plan Future:Fast Forward de Seat aspira a la creación de un ecosistema de vehículos eléctricos en España, estimulando la demanda y desarrollando infraestructuras públicas de recarga.

Según la compañía, si el proyecto se materializa, España recibiría 30 millones de euros adicionales al PIB y se crearían hasta 500.000 puestos de trabajo.

En total, el Perte del VEC prevé una inversión total de más de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023, con una contribución del sector público de 4.300 millones y una inversión privada de 19.700 millones.

Future:Fast Forward

El plan Future:Fast Forward de Seat aspira a la creación de un ecosistema de vehículos eléctricos en España, estimulando la demanda y desarrollando infraestructuras públicas de recarga. Según la compañía, si el proyecto se materializa, España recibiría 30 millones de euros adicionales al PIB y se crearían hasta 500.000 puestos de trabajo.

Normas
Entra en El País para participar