Tribunales

La banca recurrirá la decisión judicial que salva a los Benjumea

Santander, CaixaBank y otros bancos se preparan para dar la batalla, después de que un juez haya a las entidades que acepten un terreno como dación en pago por un crédito de 100 millones

Felipe Benjumea Llorente, presidente de Inversión Corporativa.
Felipe Benjumea Llorente, presidente de Inversión Corporativa. EFE

Los Benjumea han conseguido poner una pica en Flandes respecto al futuro de su sociedad, Inversión Corporativa, con la que llegaron a controlar Abengoa. Un juez mercantil de Sevilla obliga en una sentencia a un sindicato de bancos a aceptar como dación en pago por un crédito de unos 100 millones el polígono Buen Aire, una de las zonas urbanizables de Sevilla, del que la firma controla más del 50%. Los bancos son Santander, Sabadell, Bankinter, CaixaBank y Unicaja. Sin embargo, fuentes financieras señalan que se preparan para recurrir ante la Audiencia Provincial.

La historia viene de lejos. En concreto, desde la crisis de Abengoa, que arrancó en 2015 y que se arrastra a día de hoy. Inversión Corporativa, que aún controla un 1,5% de la matriz que cotizaba en Bolsa hasta julio del año pasado, está en concurso de acreedores desde noviembre de 2019. Y la causa está en un crédito concedido por los bancos mencionados.

La sentencia no se ejecutará hasta que sea definitiva

El caso es que, según fuentes próximas a Inversión Corporativa, “para la resolución del concurso y el pago de la deuda, la sociedad presentó una tasación de los terrenos de Buen Aire en Sevilla que posee”. Estas fuentes señalan que los acreedores aceptaron este activo como dación en pago si se cumplían una serie de condiciones.

El juez suspendió el procedimiento concursal hasta que se produjera la recalificación de esos suelos, un punto clave, por el ayuntamiento de Sevilla. Inversión Corporativa dio por cumplidos ese y el resto de requisitos en 2020 y presentó una tasación que valora el terreno en 104,7 millones. Esta tasación, de Thyrsa, cumple con todos los requisitos del Banco de España y se elaboró conforme a las necesidades específicas del concurso de acreedores.

Las entidades, por su parte, niegan que se llegara a tal acuerdo –solo existe un audio como prueba y con pésima audición– y han presentado su propia tasación de Buen Aire, que sitúa su valor en 10,1 millones. Fuentes próximas a Inversión Corporativa destacan, no obstante, que existe una diligencia recogiendo ese acuerdo, fechada el 15 de octubre de 2019, y un auto del juez vinculado a ese acuerdo del 13 de noviembre de 2019. Los bancos no recurrieron ni la diligencia ni el auto, por lo que, en aquel entonces, dieron su visto a bueno a ese pacto, según fuentes próximas a la sociedad controlada por los Benjumea.

Inversión Corporativa está en concurso de acreedores desde noviembre de 2019

Con todo, la sentencia se puede elevar a la Audiencia Nacional, y fuentes próximas a las entidades confirman a CincoDías que están preparando el recurso. Así paralizarían en el acto la ejecución del fallo. Si este, por el contrario, se confirma se abre la puerta a que la sociedad, propiedad de los Benjumea y de otras familias andaluzas de rancio abolengo, como los Olajangua, los Abaurre Llorente y los Aya Abaurre, dejara atrás el concurso de acreedores.

Los bancos consultados defienden que ese acuerdo extrajudicial nunca existió, pese a la diligiencia y al auto mencionados, y que la tasación del terreno está inflada. Fuentes próximas a Inversión Corporativa señalan que la sentencia es muy sólida y que, sin el lastre del crédito, la sociedad sería completamente viable. Entre sus negocios están las actividades agrícolas y de ganado porcino.

 

Normas
Entra en El País para participar