Operaciones

MásMóvil arranca la macrofinanciación para la opa de Euskaltel

Prepara colocaciones de créditos e emisiones de bonos que los bancos trabajan para el mes de septiembre

MásMóvil arranca la macrofinanciación para la opa de Euskaltel

MásMóvil lo tiene todo listo para completar el abordaje sobre Euskaltel. Una vez salió victorioso de la opa por la teleco vasca, el cuarto operador español trabaja a pleno rendimiento para lanzar al mercado español una de las mayores operaciones de financiación del año. Se trata de unos 3.700 millones con los que financiará la operación. Sus bancos de cabecera ya han sondeado al mercado para que la operación arranque en las próximas semanas, según indican fuentes financieras a este periódico.

KKR, Cinven y Providence dan una nueva vuelta de tuerca a la deuda de MásMóvil. Tras haberse hecho con el operador el año pasado por 2.900 millones, en este se han lanzado a por Euskaltel, en una operación que valora la teleco vasca por otros 2.000 millones, a razón de 11,7 euros por acción y tras haber blindado el ADN vasco y la plantilla de la compañía vasca. Accionistas de referencia como Zegona, Kutxabank y Alba anunciaron en un primer momento que acudirían a la operación, que ha obtenido una alta aceptación, del 97,67% del capital.

La teleco ha acordado un paquete de financiación por 3.700 millones. Para ello cuenta con un sindicato de bancos formado por BBVA, Sabadell, Santander, Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Credit Agricole, Deutsche Bank, Goldman Sachs, Mizuho y Morgan Stanley. Fuentes de MásMóvil han declinado hacer comentarios.

Esos 3.700 millones en deuda se reparten en dos paquetes, tal y como se establece en el folleto de la opa. Un primer paquete está conformado por un préstamo de 800 millones, conocido como TLB. Se trata de un producto financiero que los bancos venden a inversores institucionales. El objetivo de los bancos asesores de MásMóvil es arrancar la colocación de este tramo durante las próximas semanas. Estos 800 millones se complementan con una línea de liquidez revolving por 200 millones más. En ambos casos su vencimiento es a seis años.

Estos préstamos son, en puridad, una extensión de la financiación con la que los fondos de capital riesgo compraron MásMóvil el año pasado. Se trata de 2.200 millones en un préstamo, totalmente desembolsados y colocados en mercado, y otros 500 millones en líneas de liquidez. La compañía prevé que la nueva financiación tenga un precio similar a la antigua, de 4,25%, para el préstamo a plazo y de 3,5% para las líneas de revolving.

Además, la empresa cuenta con otro paquete de deuda. Este está conformado por un préstamo puente por 2.750 millones, que ha firmado con los mismos bancos con los que acordó el otro préstamo, excepto Bank of America. A su vez se divide en tres tramos, de 1.750 millones y dos de 500 millones.

Este préstamo puente tiene un vencimiento extraordinariamente largo para este tipo de deuda, de hasta siete y ocho años. La empresa tiene la intención de refinanciar este crédito lo antes posible, dado que su interés se incrementa sustancialmente con el paso del tiempo. La empresa paga por esta deuda un interés de entre el 2,5% al 4,75%, que cada tres meses se incrementa en un 0,5% hasta un límite de entre el 5% y el 6,25%.

Los planes pasan por refinanciar este préstamo con una mezcla de bonos y de préstamos que colocará a inversores institucionales. Deutsche Bank es el banco que actúa como coordinador de estas emisiones de bonos. Trabaja junto a Barclays, BNP Paribas, Goldman Sachs y Santander. También planea cancelar 50 millones de ese préstamo puente con la venta de activos, entre los que destaca una participación en la fibra óptica.

Agencias de rating

Lorca Holdco, la compañía con la que los fondos de capital riesgo son propietarios de MásMóvil, tiene un B1 por Moodys, cuatro escalones por debajo del grado de inversión. Cuando se anunció la operación, la agencia de calificación puso en revisión para su bajada a la nota de la firma. Las razones que aduce la agencia son el elevado endeudamiento en el que incurrirá la teleco, con una ratio de deuda sobre ebitda por encima de las seis veces, si bien también reconoce que la fusión entre MásMóvil y Euskaltel provocará “algunas sinergias” y ahorro de costes.

Normas
Entra en El País para participar