El Ibex sube en el mes un 1,97% pese al runrún de la retirada de estímulos

El selectivo ha caído hoy levemente después de que un miembro del Banco Central haya hablado de reducir la compra de deuda

Ibex pulsa en la foto

El Ibex 35 ha cerrado el mes de agosto con una subida del 1,97%. Un pequeño triunfo en momento de mercado dominado por la decisión de la Reserva de Federal de Estados Unidos (Fed) de empezar a retirar su potente programa de estímulos. Los mercados bursátiles dependen de las ayudas de los bancos centrales y los inversores temen el momento de la retirada del respirador.

Los programas de estímulos, especialmente las compras masivas de deuda pública, se diseñaron para sostener a la economía mundial tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Ahora que el PIB de EE UU ha recuperado la velocidad de crucero, la Fed ha sugerido la rebaja de las compras de bonos, antes de finales de año, desde los 120.000 millones de dólares mensuales actuales.

IBEX 35 8.694,70 -1,36%
EUROSTOXX 50 4.229,56 -1,63%
Petroleo Brent 87,900 -0,543%
EUR x USD 1,1340 0,265%

Ayer, quien dio un paso en esta línea fue el consejero austriaco del Banco Central Europeo (BCE), Robert Holzmann. En una entrevista explicó que el BCE debería empezar a debatir cuándo retirar su propio programa de estímulos anticovid, dada la sólida recuperación de la economía europea.

Las declaraciones cayeron como un jarro de agua fría en los mercados bursátiles europeos, muy condicionados por las inyecciones de liquidez del BCE y los bajos tipos de interés. El Ibex 35 cedió ayer un 0,24%, hasta los 8.846,6 puntos. El resto de parqués europeos también acusaron las palabras de Holzman. El Cac 40 francés cedió un 0,11%, el Dax alemán un 0,33% y el Footsie británico un 0,4%.

El petróleo cierra su peor mes desde octubre

El petróleo se va a anotar la mayor pérdida mensual desde octubre debido a que los inversores consideran que la organización de países productores del petróleo (la OPEP+) van a acordar un aumento en la producción de crudo. También mejorará la oferta gracias al restablecimiento de las extracciones en el golfo de México tras el paso del huracán Ida. El barril de Brent se ha depreciado en el mes un 4,4%, hasta los 73 dólares, y el de Texas ha caído un 7,4%, hasta los 68,5 dólares.

Aun con las ligeras correcciones de ayer, las Bolsas europeas han cerrado el mes de agosto con subidas de entre el 1% del Cac y el 2,6% del Euro Stoxx 50. El índice Stoxx 600, que reúne la evolución de las mayores compañías del Viejo Continente, se ha apuntado una revalorización del 1,98%, lo que supone el séptimo mes consecutivo al alza, en imparable zona de récord.
En lo que va de año, el Ibex 35 ha subido un 9,6%, siendo el índice más rezagado de Europa. El Cac 40 francés suma un 20,3%, el Dax alemán un 15,4%.

Entre los valores que más han contribuido a sostener al Ibex 35 en un mes de turbulencias destaca Telefónica, que ha subido cerca de un 8,16% en agosto. Bankinter se ha anotado un 7,73% y Siemens Gamesa un 6,85%. El resto de la banca también ha mantenido un tono positivo.

En el furgón de cola aparecen varios valores relacionados con el turismo, como la central de reservas Amadeus (-6,4%) o IAG, la matriz de Iberia (-5,5%). La expansión de la variante Delta de la Covid-19 ha hecho que la recuperación de los viajes de negocios y de placer esté siendo más lenta de lo previsto.

La Bolsa de Estados Unidos también ha cerrado el mes con subidas. El índice S&P 500 se anota un 2,9% en agosto, en que ha marcado varias veces varios máximos históricos y el Dow Jones sube un 1,2%. Wall Street está completando un año bursátil excepcional, con los índices anotándose revalorizaciones de entre el 15% y el 20%.

Los inversores van asumiendo poco a poco que los banqueros centrales serán capaces de ir retirando los estímulos monetarios sin perjudicar la recuperación económica. Buena prueba de esa sensación de transición tranquila está en la evolución de los mercados de deuda pública.

A pesar de los planes de reducción de los programas de compra de deuda, los bonos soberanos siguen cotizando a precios altos. El tipo de interés del bono de Estados Unidos a 10 años, que se mueve en sentido inverso al precio del activo, está en el 1,31%, cuando en enero de 2020 estaba en el 1,879%. EE UU sigue financiándose a tipos bajísimos.

Del mismo modo, el bono a 10 años de España ofrece un interés del 0,338%, cuando hace un año rozaba el 0,4%.

Normas
Entra en El País para participar