El Brexit y la pandemia hunden a mínimos la compra de casas en España por británicos

Retrocede más de 10 puntos desde el segundo trimestre de 2015

Las operaciones de extranjeros suman 13.600 ventas entre abril y junio, impulsadas por la entrada de nuevos inversores como los latinoamericanos

Compras vivienda extranjeros Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La compraventa de viviendas en España por parte de extranjeros sigue optimista en su recuperación pospandemia, aumentando hasta el 10% del total de operaciones registradas en el segundo trimestre. Pero la mejora contrasta con la sangría de compradores británicos, cuya demanda entre abril y junio retrocedió en 2,62 puntos porcentuales con respecto al primer trimestre, según los datos del Colegio de Registradores, una ausencia reemplazada por otros compradores como alemanes e italianos.

En concreto, los compradores del Reino Unido representaron un 9,5% de las operaciones de compraventa por extranjeros, un retroceso desde el 12,11% registrado entre enero y marzo de 2021, y muy por debajo del 20% que ocuparon en el mismo trimestre de 2015, un año que tuvo los máximos valores de inversores británicos.

Con unas 1.268 transacciones inmobiliarias registradas –de las más de 13.600 por extranjeros en el segundo trimestre–, los mínimos históricos de los clientes foráneos favoritos del territorio español salen a flote luego de la resaca del Brexit y con las restricciones de movilidad impuestas por el Ejecutivo de Boris Johnson para frenar los contagios por Covid-19 aún muy vigentes, entre las que se mantiene a España en la lista ámbar de territorios seguros para viajar.

“La incertidumbre pos-Brexit ya se está asumiendo y, una vez que esta pase, la demanda británica volverá a subir”, explica Iván Barrondo, director general de John Taylor en España, quien señala que el retroceso de compradores británicos responde más a una indecisión de compra por el “momento de transición” tras la salida del Reino Unido que a un desinterés en el mercado español que, según Barrondo, sigue atrayendo a los británicos por el buen clima.

Varía la compra extranjera

La demanda extranjera aún no recupera los niveles previos a la pandemia, retrasada por las restricciones de movilidad para frenar los contagios. Sin embargo, el Colegio de Registradores señala positivo el leve incremento hasta el 9,95% de compras foráneas frente al 9,7% del trimestre anterior.

En términos interanuales, la compraventa por extranjeros creció un 70% en el segundo trimestre de 2021 hasta las 13.600 transacciones, con respecto a las 8.000 operaciones registradas durante los meses marcados por el confinamiento estricto.

El impulso ha venido del interés de otras nacionalidades que han aumentado su apuesta por las viviendas en España. Según Alberto Alcázar, director de Programas Inmobiliarios en IE Business School, la variación en el porcentaje de los británicos también responde a la entrada de nuevos inversores extranjeros, como los hispanoamericanos, que ha sacudido la distribución tradicional de los compradores foráneos. “Sí hay un descenso de las compras de viviendas en España por británicos, agravado por el Brexit, pero también han aparecido otros compradores como mexicanos, venezolanos y colombianos”, explica.

En cuanto al capital europeo, Alemania es el país que más se acerca a los británicos, con un 9,04% de las compras entre abril y junio, un aumento de casi dos puntos con respecto a los tres meses anteriores. Rumanía, Italia y Suecia también han subido su interés, aunque con leves variaciones de 0,27, 0,54 y 0,47 puntos.

Baleares a la cabeza

Por comunidades autónomas, Baleares ha sido la región más atractiva para la inversión extranjera, con un 28,78% de las operaciones de compraventa; un mercado donde destacan alemanes, holandeses y franceses, según Barrondo. Canarias, la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía terminan por ocupar las primeras cinco posiciones de ventas nacionales, mientras que Extremadura queda de última con apenas un 0,71%.

Normas
Entra en El País para participar