El Ibex cierra con una caída del 0,92% y vuelve a perder los 8.900 puntos

Las Bolsas europeas se tiñen de rojo

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, pasea junto al gobernador de la Fed de Kansas, en la cumbre de Jackson Hole de 2019. pulsa en la foto
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, pasea junto al gobernador de la Fed de Kansas, en la cumbre de Jackson Hole de 2019. REUTERS

El Ibex está varado en el entorno de los 8.900 puntos desde hace días, con idas y venidas mientras aguarda la gran referencia de la semana. Los inversores esperan que la reunión de banqueros centrales de Jackson Hole, que arranca este jueves, les dé pistas sobre el futuro de la política monetaria en Estados Unidos. Todos los ojos están puestos sobre el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, que hablará este viernes.

En este contexto, las Bolsas europeas han cerrado la sesión con caídas. El Ibex 35 se ha dejado un 0,92%, hasta los 8.892,7 puntos. El Dax alemán perdía un 0,42% a unos minutos para el cierre de la sesión y el Footsie británico un 0,34%.

IBEX 35 8.511,90 1,01%
EUROSTOXX 50 3.805,22 0,41%
EUR x USD 1,0179 0,088%
Petroleo Brent 93,060 0,780%

La apertura de Wall Street no ha ayudado, puesto que sus principales índices bursátiles también registran pequeñas caídas. Los inversores han conocido las peticiones semanales de desempleo, por encima de lo esperado, y la segunda estimación del crecimiento del PIB de EE UU en el segundo trimestre, que aunque se ha revisado al alza lo ha hecho por debajo de lo esperado.

Dentro del Ibex 35, las mayores caídas son para Acciona, que ha perdido un 2,28%. También destacan los descensos de Endesa y ArcelorMittal, superiores al 2%. Solo cuatro valores han acabado en verde. Con Viscofán subiendo un 1,18%.

En Alemania se ha conocido que el índice de confianza Gfk, equivalente al Zew, pero para los particulares, para septiembre ha bajado a -1,2 puntos, por debajo a las expectativas de -0,5 puntos. También se han hecho públicas las actas del BCE de la reunión de política monetaria del BCE del 22 de julio, que muestran que la nueva orientación sobre los tipos preocupa a algunos miembros del consejo de gobierno y que se aprobó por amplia mayoría. Agunos miembros de la institución están preocupados por que la nueva orientación sobre los tipos de interés pueda parecer una promesa de que van a dejarlos en niveles muy bajos durante mucho tiempo.

Con todo, la agenda del día ha estado marcada por el paro semanal en Estados Unidos. Las peticiones semanales de desempleo subieron en 353.000, frente al alza de 348.000 de la semana previa y por encima de lo esperado por el mercado (350.000). También se ha conocido la segunda estimación del crecimiento en el segundo trimestre del PIB del país que, tal y como se esperaba, se ha revistado al alza, hasta el 6,6% en tasa anualizada, frente al 6,5% de la primera lectura. No obstante, las previsiones eran que se elevara hasta el 6,7%.

Los números rojos se han impuesto en la mayor parte de los mercados asiáticos, después de que Corea del Sur haya subido los tipos de interés por primera vez en casi tres años. El Nikkei japonés ha quedado prácticamente en tablas, mientras que el Hang Seng hongkonés ha caído un 1,5%, el mimso porcentaje que el CSI 300 chino.

En el mercado de deuda, los tipos a largo plazo comienzan a moverse entre especulaciones sobre el rumbo de los estímulos al otro lado del Atlántico. En Estados Unidos la inflación está desbocada por encima del 5% anual y se espera que Powell comience a mandar los primeros avisos sobre la caducidad de las multibillonarias compras de deuda.

Los analistas de Renta 4, no obstante, señalan que un anuncio oficial sobre el 'tapering' podría producirse más adelante, en la reunión de la Fed prevista para el 21 y el 22 de septiembre, debido al avance de la variante Delta que estaría poniendo de nuevo en jaque la economía de EE UU.

Así, el bono estadounidense a 10 años sube su rendimiento al 1,33%, desde el 1,25% con el que empezó la semana, en una clara señal de que el mercado espera medidas. La deuda al mismo plazo en Alemania, donde los estímulos durarán más tiempo, sigue en negativo (-0,43%), pero menos que hace cuatro días, cuando el rendimiento era del -0,5%. Igual sucede con el bono español, con un interés que roza el 0,3%.

En las divisas, el dólar, tras alcanzar máximos frente al euro desde noviembre de 2020 a mediados de mes, se ha relajado y se cambia a 1,176 unidades por cada moneda única. En el mercado de materias primas, el petróleo Brent sigue en su espiral alcista y supera los 72 dólares, con el West Texas en los 68. El miedo a un frenazo en el crecimiento  por el Covid-19 en versión delta está siendo aplacado por las distintas autoridades. El último en hacerlo fue el economista jefe del BCE, Philip Lane, que ayer aseguró que su impacto en la economía de la zona euro será limitado.

Normas
Entra en El País para participar