Inmobiliario

Azora entra en pérdidas por los menores ingresos y los deterioros de activos

La gestora ingresó 37,6 millones en 2020, un 15% menos. Traspasa a su fondo hotelero sociedades por 40,6 millones

Fernando Gumuzio y Concha Osácar, accionistas mayoritarios de Azora.
Fernando Gumuzio y Concha Osácar, accionistas mayoritarios de Azora.

La pandemia de Covid-19 pasó factura a la gestora inmobiliaria Azora Capital, que entró en pérdidas el pasado año debido a una menor cifra de negocio y al deterioro de sus activos. El grupo, con intereses en negocios hoteleros, de viviendas y de energía entre otros, perdió 15,3 millones de euros en 2020, frente a un beneficio de 64,2 millones el año anterior, según expone la empresa en sus cuentas presentadas recientemente en el Registro Mercantil.

Los ingresos de la sociedad de cabecera se quedaron en 37,65 millones, alrededor de un 15% menos que en 2019. Prácticamente todos los ingresos procedieron del negocio en España (33,2 millones), pero una pequeña parte llegó de EE UU, Reino Unido, Suiza, Italia y Polonia.

La gestora detalla en sus cuentas algunos de los movimientos de su nuevo fondo hotelero, llamado Azora European Hotel & ­Lodging. La empresa apunta, como hecho posterior a las cuentas de 2020, que a inicios de 2021 aportó varias sociedades (ligadas a activos hoteleros) a ese nuevo vehículo turístico que gestiona. Esos activos tienen un valor de 40,6 millones. Igualmente, indica que la operación ha sido compensada en una parte con los compromisos exigidos y no desembolsados por el grupo al fondo por 15,4 millones.

Además, informa de que controla el 8,2% del capital de ese nuevo fondo. Azora ha levantado hasta ahora 680 millones para ese vehículo, con el que pretende llegar a una cartera de hoteles en Europa de 1.500 millones. Esos activos han pasado al portfolio de esa nueva sociedad, compuesto de 10 resorts y cuatro hoteles urbanos en toda Europa comprados a Med Playa y Palladium; tres resorts en el Algarve portugués, y el Giverola Resort, un apartotel de 213 habitaciones en la Costa Brava.

Azora tiene como accionistas y fundadores a Concha Osácar y Fernando Gumuzio, que controlan cada uno un 37,5% del capital. El restante 25% está en manos de la sociedad Canepa, domiciliada en Luxemburgo. Estos empresarios fueron los impulsores de la desaparecida socimi hotelera Hispania, que se convirtió en el mayor propietario turístico del país, y que fue adquirido por Blackstone.

En las cuentas, reflejan también que el valor razonable de sus activos es de 286,7 millones, en una tasación realizada por CBRE y Savills. Es propietaria o participa en sociedades como Encasa Cibeles, Lazora, Colón Viviendas o Adriano. También destaca que a final de año adquirió Energía Eólica Boreas y que por quinto año la matriz no repartirá dividendos.

Normas
Entra en El País para participar