Inmobiliario

Azora engorda su fondo hotelero con una compra a la tailandesa Minor

Paga 148 millones por dos establecimientos operados por NH en el Algarve

Es su tercera operación y cuenta ya con activos por 600 millones

Tivoli Carvoeiro en el Algarve, adquirido por Azora a Minor.
Tivoli Carvoeiro en el Algarve, adquirido por Azora a Minor.

Azora sigue haciendo crecer su nuevo vehículo hotelero. La gestora inmobiliaria anunció este miércoles que ha adquirido por 148 millones de euros dos hoteles de cinco estrellas en la región portuguesa del Algarve, comprados a Minor International, el grupo tailandés que adquirió NH Hotel Group en octubre de 2018, por 2.300 millones de euros. La operación la realiza a través de su fondo Azora European Hotel & ­Lodging, con el que pretende alcanzar una inversión de 1.500 millones.

Los hoteles adquiridos son los resorts Tivoli Marina Vilamoura y el Tivoli Carvoeiro, que continuarán siendo operados por NH Hotel Group, bajo la marca Tivoli y por un periodo inicial de 20 años, con opción de ampliación por otros 10.

Con esta nueva compra, la tercera de su fondo hotelero, ya dispone de una cartera invertida de alrededor de 600 millones. Anteriormente, se hizo con el llamado portfolio semilla (compuesto de 10 resorts y cuatro hoteles urbanos en toda Europa) comprados a Med Playa y Palladium, y con el Giverola Resort, un apartotel de 213 habitaciones en la Costa Brava.

El vehículo creado por Azora levantó el pasado año 680 millones de capital y está a la espera de una segunda ronda para llegar hasta 750 millones, que junto al apalancamiento le otorgará una capacidad de inversión de 1.500 millones. Se trata del segundo gran vehículo que la gestora centra en el turismo, tras crear Hispania, una socimi que llegó a ser el mayor propietario hotelero en España y que fue adquirida por Black­stone para integrarla en HIP.

Concha Osácar, socia cofundadora de Azora, subrayó que tiene la fuerte convicción de que se producirá una importante recuperación pospandemia en el sector hotelero y de ocio europeo, donde hay una demanda reprimida tras los largos periodos de confinamiento y restricciones, especialmente en los mercados de sol y playa. “A medida que salimos al mundo pos-Covid, estamos construyendo una sólida cartera de nuevas oportunidades de inversión y estamos avanzando en las conversaciones con propietarios y operadores de algunos de los mejores hoteles de Europa, como son los dos hoteles Tivoli”, destacó. “El mercado cuenta con muchos propietarios que buscan recapitalizarse y trabajar con un propietario como Azora que comprende la dinámica del sector y puede ser un socio a largo plazo”, agregó.

Osácar anunció recientemente que prevé que el fondo hotelero cierre el año con compras por 400 millones.

Normas
Entra en El País para participar