El ratio de deuda pública sobre el PIB baja por primera vez desde el inicio de la crisis del Covid

La deuda de las administraciones públicas llega a los 1,426 billones

Es un nuevo récord histórico para este indicador, según el Banco de España

Deuda publica España pulsa en la foto

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó los casi 1,43 billones de euros en junio de 2021, un nuevo récord que equivale al 122,1% del producto interior bruto (PIB) según el avance de los datos publicados ayer por el Banco de España, que apuntan a un nuevo techo que se confirmará el próximo 30 de septiembre con la estadística trimestral. Pese a esta subida de la deuda, que venía de los 1,4 billones en el primer trimestre del año, la ratio sobre el PIB ha descendido por primera vez desde el inicio de la crisis sanitaria y económica, recortando más de tres puntos porcentuales desde el 125,3% que se registró entre enero y marzo, y que supone el récord hasta la fecha.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que también recoge el supervisor bancario, la ratio entre deuda y PIB osciló entre el 95% y el 99% desde la segunda mitad de 2017 hasta la irrupción del Covid-19 y de la pandemia, superando por muy poco el 100% en algunos trimestres de 2014, 2015 y 2016.

En el segundo trimestre de 2020, marcado de lleno por el confinamiento y el cese de la actividad no indispensable, esta proporción se disparó hasta el 110%, para pasar al 114%, al 120% y al 125% en los siguientes periodos, hasta marzo de 2021. Entre abril y junio, por primera vez desde que estalló la crisis, la ratio anota un descenso, aunque todavía sigue en niveles muy elevados.

Parte de la explicación que hay tras esta mejora se encuentra en el comportamiento del PIB en estos meses, tras avanzar un 2,8% entre abril y junio gracias a la recuperación de la actividad económica y al paulatino levantamiento de las restricciones. La riqueza venía de anotar una caída del 0,4% entre enero y marzo y de cerrar prácticamente en plano en el último trimestre de 2020.

Hay que tener en cuenta que el Banco de España calcula la ratio con el PIB de los últimos cuatro últimos trimestres –en este caso, los dos últimos de 2020 y los dos primeros de 2021–, lo que supone que, a diferencia del dato de marzo, ahora la base incluye el segundo trimestre de 2021 en lugar del segundo trimestre de 2020, cuando la pandemia hundió la economía.

Desagregación

Por partes, según confirma el Banco de España, al cierre de junio las administraciones públicas españolas acumulaban una deuda de 1.425.620 millones de euros, un nuevo récord que supera en 23.478 millones el ya anotado en mayo, con un repunte del 1,7%. La deuda pública ha crecido así en 134.607 millones con respecto a junio de 2020, un 10,4%, y en 223.906 millones con respecto a febrero del mismo año, el último mes antes del estado de alarma, lo que equivale a un alza del 18,6%.

Como viene siendo habitual, la mayor parte de la deuda se concentraba en el Estado, con 1.235.196 millones, 19.632 millones más que un mes antes y un nuevo récord para este subsector. La deuda de las administraciones de la Seguridad Social, por su parte, aumentó en 6.501 millones, hasta 91.855 millones.

Respecto a las administraciones territoriales, la deuda de las comunidades autónomas creció hasta los 313.000 millones de euros, con un aumento interanual del 2,4%, mientras que la deuda de las corporaciones locales se situó en 23.000 millones de euros en este mes, lo que supone un 9,1% menos que el saldo registrado en junio de 2020.

En paralelo, la consolidación en el conjunto de las Administraciones Públicas, un concepto que hace referencia a la deuda existente entre diferentes sectores, aumentó un 2,4% hasta los 294.000 millones de euros.

La previsión del Gobierno para el conjunto del ejercicio es que la deuda termine por debajo de las últimas cifras registradas, en el 119,5% del PIB, gracias en parte al crecimiento económico esperado, que contribuirá a reducir la ratio. Menos optimista se muestra el Banco de España, que espera que la deuda siga al alza este año y termine en el 120,1% del PIB antes de empezar a reconducirse. En cambio, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) sí cree que la deuda tenderá a moderarse, cerrando el año en el 118,5% del PIB en el escenario central.

Normas
Entra en El País para participar