El Ibex recupera los 8.900 puntos con la ayuda del turismo y la moderación de los precios en EE UU

El selectivo se anota un 0,86%

El Ibex recupera los 8.900 puntos con la ayuda del turismo y la moderación de los precios en EE UU pulsa en la foto

Mes a mes los precios se recuperan y empiezan a salir del pozo en el que se vieron sumergidos con el Gran Confinamiento. Aunque la recuperación es innegable, el ritmo se modera. Esa es la conclusión que desprende de los datos publicados en EE UU. Durante el mes de julio la inflación repuntó un 0,5%, cuatro décimas menos que en junio y el menor crecimiento de los últimos cinco meses. La tasa interanual se mantiene sin cambios en el 5,4%.

Aunque los niveles continúan siendo desorbitados y lejos del objetivo del 2% que establece la Reserva Federal, los inversores interpretan que con la moderación Jerome Powell gana tiempo. El anuncio de la reducción de las compras de deuda pierde urgencia y aunque el debate continúa abierto, el mercado considera que la Fed necesitará de más indicadores macroeconómicas antes de ajustar sus decisiones. En un momento en el que la expansión de las nuevas variantes ha devuelto el nerviosismo a los inversores, la simple idea de que los estímulos seguirán acompañando a las economías durante más tiempo fue suficiente para sacar a las Bolsas de la atonía. Las compras regresaron a la renta variable una corriente que permitió al Ibex 35 avanzar un 0,86% y recuperar la barrera de los 8.900 puntos, nivel del que se despidió el pasado 5 de julio. La mirada está puesta ahora en la barrera de los 9.000, máximos finales de junio.

Las firmas turísticas y compañías de infraestructuras ocuparon un papel destacado en el buen comportamiento registrado por la Bolsa española. Aena lideró los ascensos del selectivo (2,14%) después de conocerse que cerró julio con los mejores datos de tráfico desde el estallido de la crisis mientras IAG se anotó un 1,57%. En sintonía con el resto de Europa, donde el sector de la construcción repuntó un 1,1%, ACS y Ferrovial avanzaron un 1,99% y un 1,63%. Ambas compañías ven con buenos ojos la aprobación del plan de infraestructuras en el Senado de EE UU. Aunque el programa ha ayudado al S&P 500 y el Dow Jones a revalidar sus récords en las últimas sesiones, su aprobación no es definitiva. Por delante queda el trámite en la Cámara de Representantes, un paso que será mucho más complejo, dados los intereses del partido demócrata en que se apruebe al mismo tiempo su plan de infraestructuras sociales por importe de 3,5 billones, una medida con la que republicanos y el ala más liberal demócrata discrepa. Junto a infraestructuras y turísticas fueron también destacados los ascensos de Inditex (1,91%).

En el lado de los descensos Grifols (-1,44%), Siemens Gamesa (-0,89%) y PharmaMar (-0,86%) fueron los valores con peor de desempeño.

El resto de Bolsas europeas se sumaron a la corriente alcista. Junto al Ibex, el Mib italiano (0,98%) fue el índice más alcista, seguido por el Ftse británico (0,83%), el Cac francés (0,55%) y el Dax alemán (0,35%). Al otro lado del Atlántico, Wall Street cerró con signo mixto: mientras el Dow Jones (0,62%) y el S&P 500 (0,25%) sumaron nuevos máximos, el Nadaq corrigió un 0,16%.

"La inflación constituye uno de los objetivos de la Reserva Federal y el banco central se encuentra a la espera de analizar los datos macroeconómicos para anunciar tan pronto como en sus próximas reuniones o encuentros (el presidente Jerome Powell a finales de agosto en Jackson Hole, aunque será improbable que en la misma haga un anuncio oficial sobre este asunto; y la reunión del FOMC en septiembre) el comienzo de la retirada de estímulos", explica Íñigo Isardo, analista de Link Securities.

La moderación del crecimiento de la inflación no fue suficiente para contener el repunte de las rentabilidades en el mercado de deuda. Con la vista puesta en la cita de septiembre, mes para el que se espera el anuncio del tapering, el rendimiento del bono de EE UU marcó su sexta sesión al alza y se sitúa en el 1,35%. Algo más estables se mostraron la deuda española y alemana a 10 años que concluyeron sin apenas cambios en el 0,23% y -0,46%. El menor ascenso de los precios en EE UU ayudó al euro a poner freno a las caídas. Tras seis sesiones consecutvas a la baja la moneda única avanzó un 0,2%, ascenso que no fue suficiente para alejarse de los mínimos de marzo al cambiarse. Al cierre de los mercados europeos la divisa se cambiana a 1,1742 dólares.

En el mercado de materias primas el Brent logró recuperarse. Tras ceder un 1% después de que Goldman Sachs redujera su pronóstico de demanda de petróleo para China para los próximos dos meses, ante las preocupaciones crecientes sobre el impacto de la próxima ola de infecciones por Covid, el crudo de referencia en Europa rebotó un 1,15%. Las ganancias llegaron después de que el Gobierno estadounidense aclarara que su petición a la OPEP+ de incrementar la producción de crudo no buscaba "una respuesta inmediata", sino obtener "un compromiso a largo plazo" para que el mercado sea competitivo, explicó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. El oro negro también se vió reforzado por una caída en los inventarios de petróleo de EE UU la semana pasada.

Normas
Entra en El País para participar