Balance de resultados

El 90% de las firmas del S&P bate previsiones y alienta el rally bursátil

Wall Street y el Stoxx 600, en récord tras la ronda de resultados

Las cifras semestrales confirman la recuperación

Los resultados empresariales del segundo trimestre de este año a la fuerza tenían que ser muy superiores a los del mismo periodo del año anterior, cuando el mundo quedó paralizado por la aparición de la pandemia del coronavirus. Pero lo han sido en mucha mayor medida de lo esperado por el consenso de analistas, según los datos que recoge Factset, incluso a pesar de que las expectativas ya eran altas a la vista de la progresiva recuperación de la economía y del avance en la vacunación. Cuando ya casi ha concluido la campaña de presentación de las cuentas del segundo trimestre del año, el 89% de las firmas del índice estadounidense S&P 500 ha batido las previsiones del mercado con sus cifras.

De acuerdo a los datos de Factset, se trata de la mayor sorpresa positiva en materia de resultados trimestrales desde 2008, justo con anterioridad a los estragos que causó la crisis iniciada con la quiebra de Lehman Brothers.

En Europa, la campaña de resultados del segundo trimestre también deja un resultado muy favorable a ojos de los analistas. El 77,5% de las empresas del Stoxx 600 ha sorprendido de forma positiva en su cifra de ventas y el 83% ha batido las previsiones en beneficios. En consecuencia, los resultados empresariales han servido en los últimos días para apuntalar nuevos máximos bursátiles en el S&P 500 y también en el europeo Stoxx 600, a pesar de las dudas que persisten sobre la evolución de la pandemia, en especial en cuanto al auge de la variante delta del Covid-19 y que en la jornada de ayer provocaron leves caídas en los índices y un notable descenso del precio del petróleo.

“La buena acogida bursátil a los resultados empresariales se explica no solo por las cifras en sí, que reflejan que las empresas están retomando el pulso de su actividad, sino por las favorables previsiones a futuro que han avanzado los gestores de las compañías”, explica Íñigo Isardo, analista de Link Securities. Las Bolsas se habrían adelantado por tanto al previsible ajuste al alza en las valoraciones de numerosas cotizadas, que sucederá a la presentación de unos resultados mejores a lo estimado.

Las revisiones al alza en las valoraciones pueden ser por tanto el siguiente catalizador para las Bolsas, aunque en los próximos meses deberán despejarse las dos grandes incertidumbres sobre las que pivotan el mercado y el conjunto de la economía. Por un lado, si la evolución de la pandemia y las nuevas variantes del virus exigirán o no nuevas medidas restrictivas y, en segundo lugar, si el crecimiento que se está consolidando en este año –y que tiene su reflejo en los datos de empleo y de inflación– llevará a una primera retirada de estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal.

Jackson Hole

La publicación el pasado viernes del dato de creación de empleo en EE UU en julio –943.000 puestos de trabajo, por encima de las expectativas– insiste en poner el foco en la cita de banqueros centrales de Jackson Hole que se celebra a finales de mes, en la que la Fed podría dar alguna pista sobre cómo abordar la reducción de su programa de compras de deuda. Aun así, la posible y gradual retirada de los estímulos monetarios que han sostenido a la economía y los mercados en esta crisis no tendría por qué suponer un freno a los beneficios empresariales.

De hecho, y aunque las ganancias no vayan a seguir creciendo con la intensidad vista en este primer semestre del año por el efecto de la comparativa interanual, los augurios son positivos gracias a la consolidación de la recuperación.

“Se prevé que las ganancias crezcan un 12% en Estados Unidos durante el próximo año. En Europa, el porcentaje sería muy similar; y en tasas de crecimiento mucho más fuertes para las grandes economías de los mercados emergentes”, indica Chris Iggo, director de inversiones de AXA IM. En su opinión, no es probable ni siquiera que las perspectivas de beneficios se vean socavadas por un posible cambio de rumbo en las políticas monetarias. “Los beneficios por acción agregados apuntan a una imagen muy optimista para los valores cotizados en general”, añade.

Los resultados aún pendientes de publicarse

EE UU y Europa. El grueso de la campaña de resultados del segundo trimestre ya ha tenido lugar pero quedan aún destacadas compañías por publicar sus cuentas. La estadounidense Coinbase lo hará hoy, el miércoles anunciarán sus resultados eBay y Vestas y el jueves, será el turno para Deutsche Telekom, Airbnb, Doordash o Walt Disney, entre otras.

Normas
Entra en El País para participar