Seat: el laboratorio griego de la movilidad eléctrica

La Compañía pone su eScooter 125 al servicio del ‘motosharing’ en la isla de Astipalea

Cupra Born.
Cupra Born.

Cupra acaba de desvelar su primer vehículo 100% eléctrico, Seat se ha comprometido con el proyecto de electrificación de una isla griega y Seat:Code ha lanzado en Barcelona una plataforma para gestionar flotas de vehículos de manera completamente online. Son el tipo de proyectos que sugieren qué tan lejos está dispuesta la compañía española del Grupo Volkswagen a llevar la transformación de su modelo de negocio. Una renovación que gira en torno a tres conceptos: movilidad eléctrica, conectividad y digitalización del automóvil.

El Cupra Born es un compacto deportivo equipado con una batería de hasta 58 kWh que le otorga una autonomía cercana a los 420 kilómetros. Los que necesiten cubrir distancias más largas dispondrán de un paquete opcional más potente (el e-Boost) que es capaz de elevar esas prestaciones hasta los 77 kWh y 540 km, respectivamente. Diseñado en la sede de la marca en Martorell, el nuevo modelo entrará en producción en la planta de Zwickau (Alemania) a partir de septiembre.

Pero Seat es consciente de que las motocicletas y los patinetes tienen también un papel que cumplir en la descarbonización de las ciudades y, por eso, ha creado Seat Mó, su unidad de negocio enfocada en la micromovilidad. La división ha puesto su eScooter 125 a disposición del servicio de motosharing que formará parte del proyecto impulsado por el Grupo Volkswagen y el Gobierno griego para convertir a la isla de Astipalea en un laboratorio europeo de transporte climáticamente neutro.

En los próximos años la isla mediterránea modernizará su infraestructura para suministrar su propia energía renovable a los nuevos servicios de uso compartido de scooters y coches con los que pretende reducir en un tercio el parque automotor y sustituir el actual servicio público de autobuses. El Grupo Volkswagen también ha contribuido a la iniciativa con el primer patrullero cero emisiones del país y vehículos para el aeropuerto y el ayuntamiento. Entre tanto, los clientes particulares pueden elegir la Seat Mó 125 o automóviles eléctricos como el VW e-up! o los ID.3 e ID.4.

Para respaldar este tipo de iniciativas, Seat cuenta en Barcelona con su centro de desarrollo de software propio, Seat:Code, que el año pasado desarrolló su primera plataforma de movilidad multimodal. Se trata de una aplicación para iOS y Android que permite operar y gestionar flotas de vehículos de forma 100% digital. La plataforma es utilizada por el servi­cio de motosharing de Seat Mó en Barcelona y también está disponible para otras empresas y operadores.

A pesar de la crisis, Seat:Code siguió creciendo en 2020 con la entrega de 33 proyectos y la incorporación de 85 personas a su plantilla, que roza ya los 150 profesionales. De los nuevos fichajes, cinco proceden de la línea de producción de Martorell, prueba de la transformación laboral y la apuesta del grupo por promover el talento interno de Seat.

Formación

Seat: el laboratorio griego de la movilidad eléctrica

Seat prepara a su plantilla para la movilidad del futuro en el electromobility Learning Center (eLC), un centro propio de formación en todos los aspectos relacionados con la nueva tecnología eléctrica, la mecánica y la seguridad.
El centro ocupa un nuevo edificio de 400 m2 situado en el corazón de la fábrica de Martorell.

Normas
Entra en El País para participar