Repsol recupera los niveles de beneficio prepandemia y gana 1.235 millones hasta junio

Registra cifras positivas en todos los segmentos, gracias a la recuperación en la demanda y la fuerte subida en el precio de las materias primas

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.

Respol ha logrado recuperar el nivel de ganancias previo a la pandemia en el primer semestre del año. La compañía liderada por Josu Jon Imaz como consejero delegado ha obtenido un beneficio neto de 1.235 millones de euros hasta junio, registrando cifras positivas en todos los segmentos de negocio. Esta cifra contrasta con las pérdidas por 2.484 millones registradas en el mismo periodo de 2020 y los 1.133 millones de beneficios obtenidos en 2019, el ejercicio previo a la pandemia del Covid-19.

La energética se ha visto impulsada por los planes de eficiencia acometidos en los últimos meses, los mayores niveles de demanda y, sobre todo, el fuerte repunte en los precios de materias primas. Y es que, el estallido del Covid provocó en 2020 un desplome en la demanda mundial que llevaron al Brent a registrar mínimos de 15 dólares por barril en abril del pasado año y a una cotización media para el ejercicio de 41 dólares. En cambio, en 2021, el Brent llegó a superar los 76 dólares por barril a finales de junio (su nivel máximo desde octubre de 2018) y para el conjunto del semestre el precio medio del  se situó en 65 dólares por barril.

Además, Repsol destaca que durante el semestre consiguió reducir su deuda neta en 392 millones (un 6%), hasta situarla en 6.386 millones. La liquidez alcanzó los 9.448 millones de euros, lo que representa 2,20 veces los vencimientos a corto plazo. Igualmente, con el objetivo de reforzar su posición financiera, la compañía cerró en marzo una emisión de bonos híbridos por importe de 750 millones de euros y, en mayo, otra de bonos senior de 300 millones.

Por áreas de negocio, todos los segmentos registraron cifras positivas. El área de Exploración y Producción aportó un resultado de 678 millones de euros entre enero y junio de 2021, frente a las pérdidas de 51 millones registradas en el mismo periodo del ejercicio anterior y a los 646 millones de euros obtenido entre enero y junio de 2019. En este negocio Repsol se vio impulsada por la subida de los precios medios de los hidrocarburos respecto al mismo periodo de 2020, que fue de un 62% en el caso del crudo Brent y de un 56% en el del gas Henry Hub.

El área Industrial obtuvo un resultado de 239 millones (296 millones en el primer semestre de 2020) y se vio lastradas por las paradas realizadas en las plantas para adecuar sus operaciones en un entorno de bajos márgenes y que perjudicaron al negocio de Refino, que se está viendo afectada debido a la incertidumbre generada por los planes de transición energética. En cambio negocio de Química, al igual que en los últimos meses, fue uno de los segmentos con mejor comportamiento gracias a demanda y unos fuertes márgenes internacionales, que llegaron a tocar máximos históricos en el segundo trimestre del año.

El área de Comercial y Renovables logró un resultado de 228 millones de euros, un 40% superior a los 163 millones del primer semestre del ejercicio anterior. Durante el segundo trimestre del año, las ventas en estaciones de servicio en España mejoraron un 63% en comparación con las del mismo periodo de 2020, marcado por los confinamientos y restricciones a la movilidad.

Avanza en su transformación verde

Repsol se encuentra en un momento de transformación después de haber presentado a finales de 2020 su plan estratégico para el periodo 2021-2025 en el que prevé inversiones por 18.300 millones de euros de los que un 30% (5.500 millones) irá destinado a iniciativas bajas en carbono.

En ese sentido, a lo largo del segundo trimestre Repsol reforzó su presencia internacional en renovables con un acuerdo para adquirir el 40% de la estadounidense Hecate Energy, especializada en el desarrollo de proyectos fotovoltaicos y de baterías para el almacenamiento de energía que cuenta con una cartera de proyectos renovables y de almacenamiento en desarrollo de más de 40 GW.

En lo que respecta al mercado doméstico, Repsol inauguró su primer complejo fotovoltaico, ubicado en Manzanares (Ciudad Real), que ha supuesto una inversión de 100 millones y cuenta con una potencia instalada de 126,6 MW. También ha comenzado en fase de pruebas la producción de energía eléctrica en Valdesolar (Badajoz), su mayor planta fotovoltaica en España, con 264 MW de potencia instalada. Además, la compañía inició en mayo las obras de Delta II, en Aragón, su mayor proyecto renovable hasta la fecha, que tendrá una capacidad total de 860 MW.

Repsol tiene actualmente 3.386 MW de capacidad instalada en operación y otros 2.549 MW en distintas etapas de desarrollo. El Plan Estratégico 2021-2025 prevé aumentar la cartera de activos de generación renovable con el objetivo de ser un operador global, con una capacidad que alcanzará los 7,5 GW en el año 2025 y los 15 GW en 2030.

Normas
Entra en El País para participar