Energía

Repsol entra en renovables en Estados Unidos con la compra del 40% de Hecate Energy

La empresa tiene proyectos por 40 gigavatios

Repsol ha desembarcado en el mercado de las energías renovables en Estados Unidos con la compra del 40% de Hecate Energy. La firma, con sede en Chicago, tiene una cartera de proyectos de 40 gigavatios de carácter renovable, de los que 16,8 corresponden a proyectos avanzados en energía fotovoltaica, a los que están asociados 4,3 gigavatios de almacenamiento en baterías llamado Hecate Grid.

Según el acuerdo de compra firmado, la energética española tendrá la posibilidad de comprar la totalidad del accionariado de Hecate Energy una vez pasados tres años desde el cierre de la transacción. Repsol no ha informado del volumen de la operación, pero fuentes del mercado han indicado a Reuters que es de "unos pocos centenares de millones de dólares".

La empresa española ha destacado en nota de prensa que la operación está en línea con los objetivos de la petrolera de elevar la generación de energía renovable y de diversificar su presencia geográfica. El plan estratégico de la empresa pasa por alcanzar una capacidad de generación de 7,5 gigavatios  en 2025 y 15 GW en 2030. Estados Unidos es el segundo país en el que Repsol inicia su actividad en renovables, tras la firma en julio de un acuerdo con el Grupo Ibereólica Renovables, que le da acceso a una cartera de proyectos en Chile de 1,6 gigavatios, que podrán llegar a 2,6 en 2030.

Esta misma semana la empresa ha iniciado las obras de una ode sus mayores proyectos renovables, la construcción de 26 parques eólicos en Aragón con una potencia de 860 megavatios. La empresa española está barajando vender o colocar parte de su división de renovables. “Podríamos tener un socio que de alguna manera nos ayude a construir este vehículo que suponga un menor coste de capital y después preparar juntos la OPV”, explicó Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol en su última presentación de resultados. La valoración de dicha filial oscilaría, según los distintos informes de análisis, de los 3.000 hasta 5.700 millones de euros.

"Con esta adquisición entramos en el mercado renovable de Estados Unidos con el mejor socio posible y avanzamos en nuestro objetivo estratégico de ser un operador global de bajas emisiones. Seguimos demostrando nuestra apuesta por la multienergía y dando pasos en la transformación de Repsol para ser compañía cero emisiones netas”, ha indicado en un comunicado la directora general de cliente y generación baja en carbono de Repsol, Maria Victoria Zingoni

Normas
Entra en El País para participar