Distribución

El dueño de Audax compra La Sirena y confirma el apetito inversor hacia los súper

Sánchez Romero, GM Foods, Caprabo o Supersol han cambiado de manos o recibido nuevos inversores en los últimos meses

José Elías, fundador de Audax.
José Elías, fundador de Audax.

Continúa el movimiento en la distribución alimentaria, uno de los sectores que mejor han aguantado la crisis del Covid-19. Una fortaleza que no pasa desapercibida para la inversión, como muestran las operaciones acometidas en los últimos meses.

La última es la venta por parte de OpCapita de La Sirena, la cadena especializada en productos congelados, a José Elías, propietario de la compañía energética Audax, en una operación valorada en 100 millones de euros. Elías articula la adquisición a través de la sociedad Excelsior Times, en la que es su primera incursión en el retail. El empresario se concentraba en cuatro áreas: energías renovables, infraestructuras, telecomunicaciones y medicina.

“La Sirena es una gran marca y una oportunidad para contribuir, junto al actual equipo directivo, a impulsar y acelerar el plan estratégico que inició hace tres años”, valoró el propio Elías en un comunicado. El director general de La Sirena, Jorge Benlloch, apuntó que la entrada del nuevo inversor “va a dar estabilidad en el largo plazo y ayudará a consolidar a La Sirena como marca referente en el mercado de distribución alimentaria”.

La operación, avanzada por Expansión, implica la salida de OpCapita, que adquirió la compañía en 2014 por 45 millones, según se informó entonces. El nuevo propietario tendría la intención de seguir aumentándolo a través de una salida a Bolsa.

Esta operación se suma a las confirmadas en los últimos meses dentro del sector: la compra de Sánchez Romero por parte de El Corte Inglés; la venta de GM Food, antigua Miquel Alimentació, al grupo suizo Coop por unos 230 millones; la entrada del inversor checo Daniel Kretinsky para controlar el 50% de Caprabo y Cecosa; o más lejana, la adquisición de Supersol por parte de Carrefour.

“Siempre hay apetito en el sector, pero sí que la crisis le ha reforzado como un sector seguro para la inversión”, valora Javier Pérez de Leza, experto del sector y consejero delegado de Future Retail.

Este ve espacio para nuevas operaciones, también este mismo año. En el foco, dice, están aquellos operadores que tienen más dificultades para seguir el ritmo de un sector que sigue creciendo en metros cuadrados. “Crece a una media anual del 3,5% y las ventas por metro cuadrado lo hacían, en una situación normal, a un 1,5%. En el camino hay gente que no tiene pulmón para aguantar, lo que abre oportunidades”. Añade que aquellos operadores que estén por debajo de esa media de crecimiento “tendrán mucho que remar”.

“Seguiremos viendo una tendencia de consolidación en el sector”, analiza André Carvalho, socio de Bain & Company. “A pesar de la cuota importante de los cuatro o cinco primeros operadores, el resto del mercado aún está muy fragmentado, con muchas cadenas regionales independientes”, añade.

Pérez de Leza no cree que esas operaciones las protagonicen las cadenas que siguen apostando por abrir más tiendas y extender su superficie comercial. “No se van a meter en más líos”, opina. “Este es un resiliente y atractivo. Pero no es fácil, los márgenes con escasos y el online está creciendo, lo que genera más presión”, recuerda. A este respecto, Carvalho recuerda que estos cambios obligarán a “invertir en nuevas infraestructuras y capacidades para competir. Eso significa que en el futuro habrá más beneficios de escala, lo que fomenta la consolidación”.

Ignacio Otero, también socio de Bain & Company, señala que el crecimiento del consumo en el canal supermercado durante el último año, captando el gasto no realizado en la hostelería, se mantendrá durante un mayor periodo de tiempo, lo que "se ha convertido en un punto creciente en las tesis de inversión de fondos y distintas compañías del sector”.

Un grupo de más de 1.100 millones de facturación

Crecimiento. José Elías ha construido en los últimos años, sobre la base de las energías renovables, un imperio empresarial que supera los 1.100 millones de euros anuales de facturación. Esta es la cifra de negocio consolidada que Excelsior Times, la sociedad con la que ha adquirido La Sirena, reflejaba en sus cuentas anuales de 2019, últimas disponibles en el Registro Mercantil. Bajo ella pendían entonces casi un centenar de sociedades, entre las que destaca Audax Renovables, generadora de la mayor parte del negocio. A ese amplio número de empresas se sumará, una vez se cierre totalmente la operación, La Sirena, la única de todas ellas que operará en el sector de la distribución alimentaria.

Normas
Entra en El País para participar