Energía

La guerra de Criteria y IFM pone en jaque la opa de Naturgy

La compañía cerró el jueves en Bolsa a 22,45 euros por acción, por encima de los 22,37 euros que ofrece el fondo

Naturgy Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La acción de Naturgy pone en un brete la opa de IFM. La gasista superó este jueves en Bolsa los 22,37 euros que ofrece el fondo australiano por primera vez desde que lanzó la oferta, el 26 de enero. Y lo hace en medio de la presión compradora de su primer accionista, Criteria, que se encaroma ya al 25,9% del capital.

Las espadas entre IFM y Criteria están en alto. El holding financiero que pilota Isidro Fainé lo dejó claro hace unos dos meses: no tiene intención de vender sus acciones en la opa, sino todo lo contrario. Su plan es incrementar su posición hasta rozar el 30% que le obligaría a lanzar una opa. Desde entonces, el pasado 14 de mayo, Criteria ha sido el protagonista indiscutible de la evolución de Naturgy en Bolsa. Ha pasado de controlar un 24,82% al 25,91%. al adquirir en total más de 10 millones de acciones de la compañía. Su paquete vale ya 5.600 millones.

Las compras de Criteria en Bolsa han sido muy intensas. Y han impulsado el precio de la acción de Naturgy alza. Desde el pasado 14 de mayo, los títulos de la gasista han subido un 7,2%. En este tiempo, Criteria ha movido, de media, más del 30% del volumen negociado cada día. Un nivel que en ocasiones ha superado incluso el 50%. En una compañía con un free float reducido como es Naturgy, de poco más del 27%, y con un núcleo duro de accionistas –además de Criteria, los fondos CVC y GIP controlan un 20% cada uno—, cualquier movimiento de este calado tiene como consecuencia contundentes alzas de la acción.

El cúlmen llegó el jueves. Los títulos de Naturgy cerraron a 22,45 euros por unidad, frente a los 22,37 euros que ofrece IFM. Esto desbarata sobre el papel la opa. El fondo que pilota en España Jaime Siles lanzó su oferta sobre hasta el 22,69% de Naturgy en enero con dos condiciones. La primera, hacerse con al menos del 17% del capital, lo que le permitiría nombrar a dos consejeros. Y la segunda, contar con todas las autorizaciones previas, incluida la del Consejo de Ministros para la toma de más de un 10% en empresas estratégicas por un inversor extranjero. Más de seis meses después no se ha cumplido ninguna, si bien el Ejecutivo aún no se ha pronunciado.

La opa, en el alero

Si la acción de Naturgy se mantiene de forma consistente por encima de los 22,37 euros durante los próximos meses, esto haría a priori inviable la opa. Ningún accionista de Naturgy tendría alicientes para vender sus acciones al fondo australiano en vez de dar al botón de vender hoy mismo en el mercado. Y más cuando Criteria está dispuesta a comprar más paquetes de acciones en Bolsa a un precio superior al de la opa.

Además, solo en el caso de que Criteria ejecute sus planes y alcance del 29,9% de la gasista, e incluso aunque el precio de la acción termine cayendo, esto apretaría mucho el resultado de la opa. Titulares con el 74,16% del capital no irían a la opa, lo que dejaría el porcentaje susceptible de sumarse a la oferta en el 25,84%. IFM necesitaría una adhesión avasalladora incluso para llegar al 17% que se ha marcado como mínimo, mucho más para alcanzar el 22,69% de máximo.

Fuentes del mercado dudan de que lo que parece claro sobre el papel tenga su traslación en la realidad. Dudan de que Criteria pueda alcanzar ese 29,9% al ritmo al que está realizando las compras de acciones. Y consideran que Criteria “está hinchando el precio artificialmente”, dado que Naturgy cotizaba a 18 euros por acción. Y que, dado que la mayor parte del free float de Naturgy está copado por grandes fondos, esos inversores cuentan con grandes paquetes de acciones muy superiores a los montantes que está adquiriendo Criteria. Por tanto, deberán esperar a la opa para contar con una ventana de liquidez en la que poder vender sus títulos.

Otras fuentes restan importancia al papel del dueño de CaixaBank en las subidas de Naturgy en Bolsa. Y ponen el objetivo en las exceptativas que ha generado en el mercado el plan estratégico que la compañía presentará el martes, tras haberlo retrasado en varias ocasiones. El consenso de analistas de Bloomberg le da un precio objetivo para los próximos 12 meses de 22,59 euros. Es incluso un 0,75% superior al que cerró el jueves en Bolsa.

IFM tiene ahora tres opciones, en caso de que el Gobierno diga sí a la operación y de que en los próximos meses la acción de Naturgy no corrija su escalada, como vaticinan algunos analistas. La primera es elevar el precio ofertado por encima del listón que ha puesto el mercado, algo que en principio no está sobre la mesa, según las fuentes consultadas. La segunda es desistir de la oferta. O bien seguir adelante, esperar al dictámen de la CNMV y el Gobierno y comprobar si los accionistas prefieren venderle sus títulos antes que a Criteria. En caso contrario, y si no alcanza ese 17%, la opa quedaría automáticamente anulada.

Normas
Entra en El País para participar