Volkswagen fija un sistema de remuneración ligado a objetivos medioambientales

El grupo alemán aprueba un dividendo de 4,80 euros por acción ordinaria

Herbert Diess, CEO del grupo Volkswagen.
Herbert Diess, CEO del grupo Volkswagen. DPA

El grupo Volkswagen ha fijado un nuevo sistema de remuneración para los miembros de su junta directiva que está ligado al logro de objetivos medioambientales, sociales y de gobernanza.

El consejero delegado del consorcio alemán, Herbert Diess, ha dicho durante la junta general de accionistas que así la compañía "resalta su compromiso con la descarbonización y una mayor sostenibilidad".

También ha subrayado que solo con la movilidad eléctrica se pueden reducir de manera significativa las emisiones de CO2 en el tráfico por carretera en la próxima década. "Nuestro objetivo es ser líder mundial de los vehículos eléctricos", ha reivindicado.

La compañía ha registrado un incremento de ventas de modelos eléctricos del 162,2% en el primer semestre frente al mismo periodo de 2020, hasta 170.939 unidades.

El grupo ha lanzado durante la primera mitad del año los modelos eléctricos Volkswagen ID.4, Volkswagen ID.6 [no se vende en Europa], Skoda Enyaq iV, Audi Q4 e-tron, Audi Q4 Sportback e-tron, Audi e-tron GT2 y Porsche Taycan Cross Turismo.

"Los coches de nuestras carreteras serán sostenibles, seguros, inteligentes y, finalmente, autónomos en un plazo de diez años. La movilidad individual tiene un futuro brillante. Con nuestras grandes marcas y nuestras plataformas tecnológicas globales, tenemos un plan claro para liderar el nuevo mundo de la movilidad", ha apuntado Diess.

Todas las marcas del grupo han establecido un plan de electrificación ambicioso. Hace un año, Seat dijo que se estaba preparando para el futuro con una inversión de 5.000 millones de euros en los próximos cinco años en nuevos proyectos de I+D para electrificar su gama y en nuevos equipos e instalaciones para las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes.

Además, el grupo alemám ha solicitado al Gobierno participar en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC) para levantar en España su tercera gigafactoría para la producción de baterías.

También prevé que la familia de eléctricos pequeños de todas las marcas del consorcio se produzca en España a partir de 2025. La compañía insiste en que "la decisión final dependerá de las condiciones generales y de las ayudas estatales". El grupo alemán tiene plantas de producción en Navarra y Barcelona (Seat).

Bajo el plan Future:Fast Forward, Seat aspira a la creación de un ecosistema de vehículos eléctricos en España, estimulando la demanda y desarrollando infraestructuras públicas de recarga. Según la compañía, si el proyecto se materializa, España recibiría 30 millones de euros adicionales al PIB y se crearían hasta 500.000 puestos de trabajo.

Previsiones primer semestre

La compañía espera un beneficio operativo de alrededor de 11.000 millones de euros entre enero y junio, unos 1.490 millones menos, con un flujo de caja neto de la división de Automoción de unos 10.000 millones de euros (-4.800 millones).

La junta de accionistas ha aprobado un dividendo de 4,80 euros por acción ordinaria y de 4,86 euros por título preferente, lo que supone volver a niveles de 2018. Antes de que estallara la crisis del coronavirus, estaba en 6,5 y 6,56 euros, respectivamente.

Volkswagen también ha elevado un punto el objetivo de rentabilidad operativa sobre las ventas para 2025, del 8% al 9%, pese a las elevadas inversiones en la movilidad eléctrica y el desarrollo de software.

Normas
Entra en El País para participar